6 consejos para obtener un manejo excelente del tanque de inseminación

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to read this article in English

Los tanques de nitrógeno liquido son tan buenos para aislar el material que se encuentra guardado en ellos que si usted pone un termo de café caliente dentro de su tanque, usted todavía se quemaría su lengua si lo fuese a tomar 10 años más tarde.

Pero a pesar de estar diseñado para ser fuerte y poder depender de ellos, los tanques de nitrógeno liquido son más frágiles de lo que parecen. Estos requieren de cuidado y atención permanente para asegurarse que funcionen apropiadamente durante muchos años. Si fallamos en su cuidado podemos perder inventario o se pueden reducir las tasas de preñez, debido a una baja en la calidad del semen.

Use estos consejos simples, de sentido común para optimizar el uso de sus tanques de nitrógeno en su operación.

La siguiente lista de chequeo se desarrollo con la ayuda de Heather Jauquet, quien es un especialista en mercadeo de productos de ABS Global; John Theder, quien es el administrador de productos de Alta Genetics; Joel Delzer, quien es un administrador de entrenamiento de reproducción de “Cooperative Resources International”; Mel DeJarnette, quien es un especialista en reproducción para Select Sires, y Paul Lydolph, quien es vice presidente de productos global AI para la división MVE de Chart BioMedical.

1. Escoja el lugar apropiado para almacenar el tanque.

Asegúrese de colocar el tanque en un área bien mantenida, con un medio ambiente limpio y seco al cual usted tenga un acceso fácil y que lo pueda observar inclusive cuando no este usando este tanque.

Puede ser tentativo mantener el tanque en la sala de ordeño o en el cuarto del tanque de la leche, pero los expertos nos dicen que no es conveniente almacenarlos alrededor de las salas de ordeño debido a la humedad y al uso de los químicos desinfectantes.

Coloque sus tanques cerca del sitio donde se van a usar, pero que no impidan los patrones de tráfico suyo o de sus empleados. Una oficina o un área que usted frecuente es un buen lugar de almacenamiento. 

Utilice una estera de madera o un par de tablas de 2 pulgadas por 4 pulgadas (tan largas como el ancho del tanque) para elevar su tanque del piso ya que es común tener agua y químicos alrededor de las lecherías y estos pueden causar corrosión lo que puede llevar a fallas en el tanque.

También asegúrese que el área este bien ventilada. El cambio de aire previene que se acumule la humedad en el área de almacenamiento y así se extiende la efectividad del tanque. Evite situaciones de vientos excesivos alrededor del tanque ya que esto aumenta el uso de nitrógeno y reduce la duración de almacenamiento del semen.

Por último coloque el tanque en un área bien iluminada. Esto le ayuda a identificar los problemas más temprano y le ayuda a leer las canastillas y es más fácil hacer el inventario de semen.

2. Disminuya el movimiento del tanque.

Evite mover el tanque a menos que sea absolutamente necesario. Cada vez que usted lo mueve usted se arriesga a dañar los componentes claves del tanque, especialmente el tubo del cuello.

Siempre levante el tanque con las dos manos y póngalo en el suelo con mucho cuidado y de una manera nivelada.

Nunca voltee el tanque o golpee el cuello para extraer pajillas que puedan estar atrapadas en el fondo. El cuello esta hecho de fibra de vidrio y es la única parte interna del tanque que esta en contacto con el resto del tanque y con el medio ambiente exterior.  Esto hace que el cuello sea más frágil que el resto del tanque y por lo tanto este es más vulnerable a los movimientos bruscos.

Cualquier estrés en el cuello del tanque puede conducir a rajaduras pequeñas o a agujeros microscópicos. Los movimientos muy fuertes pueden conducir a rajaduras o rupturas del cuello. Ambos tipos de estrés pueden producir perdida de vacío y de la capacidad aisladora del tanque, lo cual pone en peligro todo su inventario de semen. 

Sin embargo estos huecos  y estas rajaduras son muy pequeñas y no se pueden ver a simple ojo. La única pista que usted puede observar que le indique que tiene un problema es que vea escarcha por fuera del tanque alrededor del cuello en su parte alta. Estos escapes pueden permitir que el nitrógeno liquido se pierda en tan solo unas pocas horas, o puede demorarse más, pero no hay manera de saber si el escape va a ser rápido o despacio. De todas maneras usted tiene que mover todo su inventario a un tanque que este bueno lo más pronto posible si encuentra escarcha en el cuello.

3. Evalúe los niveles de nitrógeno por lo menos semanalmente.

Los representantes de las compañías de genética hacen un buen trabajo en mantener sus tanques llenos de nitrógeno. Pero ellos no están en su lechería todos los días o todas las semanas. Usted debe hacer sus propios chequeos entre visita y visita de los representantes de las compañías.

Pídale a su representante una vara para medir nitrógeno y utilícela una vez a la semana para monitorear el nivel de nitrógeno para asegurarse que no se haya bajado mucho.

Si el nivel de nitrógeno en su tanque esta por debajo de los 5 centímetros (3 pulgadas) llénelo y tenga pendiente que puede estar ocurriendo algo o que usted debe de llenar el tanque más seguido de lo que lo esta haciendo hoy en día debido a que lo esta usando muy seguido. Tenga presente que los tanques que están fallando pueden durar 3 meses con nitrógeno o pueden secarse en un día. Esto hace que el monitoreo de los niveles de nitrógeno en el tanque sea todavía más importante. 

Si usted tiene dudas del funcionamiento de su tanque, invierta en un tanque nuevo para proteger su inversión genética.

Por supuesto que la frecuencia con la que usted tenga que llenar su tanque depende de la frecuencia con la que usted abra su tanque. Si usted usa su tanque con mucha frecuencia, chequee el nivel de su tanque frecuentemente y con mayor regularidad ya que el tiempo de duración del nitrógeno se disminuye. Algunos estudios muestran que si se sacan 48 canastillas al día del tanque, el tiempo de duración se disminuye en un mes, comparado con un tanque en que se saquen solo 18 canastillas.

4. Ojo con la escarcha.

La escarcha es uno de los signos externos más importantes para advertirnos que puede haber una falla en el tanque. Un tanque que este funcionando apropiadamente no debe tener escarcha en la parte de afuera.  

Cuando se acumula escarcha en la parte de afuera del tanque, particularmente en la parte de cuello, esto nos indica que hay un escape en el vacío (lo cual resulta en un volatilización  del nitrógeno líquido). La calidad del semen se puede comprometer seriamente bajo estas circunstancias.

Recuerde que esta escarcha ocurre usualmente de una manera muy rápida y no dura mucho ya que el nitrógeno se escapa. En algunas situaciones puede durar más que en otras, pero de todas maneras requiere de buena vigilancia de parte suya. También cuando los niveles de humedad son bajos, la escarcha puede pasar desapercibida a pesar que el tanque esta fallando.

De todas maneras asegúrese de observar estos signos de advertencia cada semana cuando este revisando los niveles de nitrógeno internos del tanque. Enseñele a sus empleados que realizan la inseminación a revisar el tanque para ver si tiene escarcha cada vez que saquen una pajilla del tanque.

Además mantenga su tanque libre de polvo y tan limpio como sea posible ya que es más fácil notar la escarcha en un tanque limpio.

5. Reemplace los corchos de mala calidad.

Ya que los corchos del tanque son manejados con frecuencia (cada vez que va a sacar semen) estos deben ser examinados mensualmente para asegurarse que estén sirviendo.

Un corcho de mala calidad incrementa la evaporación del nitrógeno liquido en un 20 a 30 por ciento. Esto es debido a que la capacidad de aislamiento del tanque se disminuye y se permite la entrada de calor del exterior.

Usted puede saber que el corcho esta muy viejo ya que este se vuelve brillante. Un corcho brillante se debe remplazar inmediatamente. En la próxima visita del representante de la compañía de genética dígale que le reemplace el corcho de su tanque si este lo requiere.  

Solo remueva el corcho cuando tenga que sacar semen y coloque el corcho inmediatamente después de sacar el semen. Si se expone el tanque al medio ambiente aunque sea por un tiempo corto puede aumentarle la tasa de evaporación del nitrógeno hasta 8 veces más.

6.  Proteja su inversión.

Póngale  un candado a su tanque para alejar a los posibles ladrones. Se han oído casos de algunos productores que han perdido miles de dólares en semen debido a que el tanque es de muy fácil acceso.

Los candados también alejan un buen porcentaje de bandoleros que operan en nombre de los derechos de los animales o que simplemente quieren hacer daño, a los cuales les gustaría solamente hacerle daño a usted dejándole el tanque abierto para dañarle su inventario de semen.

Además los candados previenen que los niños tengan accidentes con el nitrógeno liquido cuando por curiosidad meten las manos en áreas restringidas. También se ha sabido de niños que esconden juguetes dentro del tanque de nitrógeno y se queman cuando quieren sacarlos del tanque.

Empiece

El mantenimiento del tanque no toma mucho tiempo, pero es una inversión muy valiosa. A pesar que usted debería compartir todas estas estrategias con todos los empleados que inseminan vacas, usted debe hacer  responsable de chequear el tanque cada semana solamente a una persona.

Considere la idea de poner una lista de chequeo con la cual sus empleados puedan confirmar que la revisaron firmándo y colocando la fecha en la que lo hicieron. De esta manera su inversión genética será monitoreada y protegida.

La técnica de retraer las pajillas también es importante.

Además de la manera como usted maneje el tanque, la calidad del semen puede comprometerse debido a una mala técnica  para retraer las pajillas del tanque.

Por lo tanto tenga en mente estos consejos:

  • Cuando levante las canastillas para sacar el semen, mantenga la canastilla a nivel del cuello, la tasa de evaporación se duplica si usted saca la canastilla por fuera del cuello.  
  • Use pinzas para retraer las pajillas ya que así usted puede mantener la canastilla a un nivel más bajo en el cuello que si usted utiliza sus dedos. Esto también le previene daño a la piel de sus dedos causado por el nitrógeno liquido. Además de esta manera mantiene las pajillas congeladas durante más tiempo.
  • Una buena cantidad de luz le ayuda a que este proceso sea más fácil ya que podrá leer los números de los toros mucho mejor en la canastilla y así no los tiene que subir a temperaturas más altas antes que sea necesario.
  • Finalmente, acuérdese de trabajar rápido, si usted no pudo retraer la pajilla que usted quiere durante 10 segundos, devuelva la canastilla al fondo del tanque y permita que esta se re-enfríe durante unos 15 a 20 segundos. Si no se hace esto, se puede dañar todo el contenido de semen de esa canastilla ya que puede haber empezado un descongelamiento parcial.


Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


BiG Pack 1290 HDP II

Krone North America presents the latest innovation in large square balers, the BiG Pack 1290 HDP II. This generation ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

Feedback Form
Leads to Insight