7 señales de aviso de una ración estresada por la sequía

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here for this story in English

El estrés de la sequía no necesariamente significa que los forrajes sean malos. La calidad del forraje se afecta si la deficiencia de humedad ocurre en el proceso de maduración.         

Por ejemplo, el año pasado el Medio Oeste Alto, tuvo unas partes que sufrieron de condiciones de sequía y algunos productores tuvieron problemas con el ensilaje de maíz que alimentaron a sus vacas.  Los conteos de levadura fueron muy altos y se asumió que este era el problema, según recuerda Bill Mahanna, quien es el gerente general de ciencias nutricionales de Pioneer Hi-Bred International. Sin embargo, al investigar profundamente se revelo que con frecuencia el problema era causado por un incremento por encima de lo normal en la digestibilidad de la fibra en el ensilaje de maíz que sufrió de sequía. Algunos nutricionistas devaluaron la energía de este ensilaje y las vacas fueron predispuestas a una acidosis ruminal subclínica la cual se complico más con una tasa de paso de la masa ruminal muy rápida.

A pesar que siempre es importante tener resultados de los exámenes del ensilado antes de alimentarlos, en un año diferente como este (con estrés de sequía en unas áreas y con exceso de agua en otras) el examen de los ensilajes es más critico todavía, según dice Mahanna. Usted necesita más información y no solamente la cantidad de toneladas que tiene disponible; usted tiene que mirar los nutrientes que están deficientes y donde los puede encontrar. Por ejemplo cuando este alimentando ensilaje de maíz que ha sido estresado por sequía que tiene una alta digestibilidad, usted puede utilizar una calidad de heno inferior para que le ayude a mantener la masa ruminal y a poder extender la utilización de su ensilaje.  

El punto para empezar es hacer un análisis de rutina. Mahanna recomienda analizar todos los forrajes en su contenido de NDF, digestibilidad y perfil proteico. La digestibilidad y el perfil proteico varían con la humedad y el estrés.  Y además en los cultivos que sufrieron de sequía (especialmente en heno empacado o pasto sudan) se debe analizar el contenido de nitratos.

Randy Asher, es un nutricionista consultor en Graham, Texas, y esta de acuerdo. Para desarrollar una ración balanceada y evitar los problemas que ocurren cuando los forrajes varían de los valores del libro, usted debe analizar sus forrajes. Asher recomienda dos análisis adicionales (el de fermentación, conteo e identificación de moho y levaduras) para años críticos como este.

Una vez usted sepa la calidad de sus forrajes, y sepa la cantidad disponible de nutritientes entonces usted puede formular un plan para alimentar sus becerras y sus vacas durante todo el año. Como parte de ese plan asegúrese de ponerle mucha atención a sus vacas, ellas le informaran si su ración esta fallando.

Utilice estos siete signos para monitorear sus vacas y becerras para detectar problemas en la ración.

1. Consumo de materia seca.
Acá empieza todo. Cada vez que las vacas consumen menos comida de lo normal, es un signo que algo anda mal. Según dice Asher.

Primero, elimine los cambios en la rutina del clima, la ración o las vacas. Si ninguno de estos factores esta implicado en el problema de bajo consumo de materia seca entonces usted debe investigar.

Si pone mucha atención en este aspecto puede evitar problemas en el futuro.

2. Grupo de vacas recién paridas.
Las vacas estresadas van a demostrar el problema antes que otros grupos de vacas. Esta es la razón por la cual la comodidad de las vacas se ha vuelto tan importante en los últimos años.

Cuando una vaca esta estresada debido a factores nutricionales, o por injurias o por el estrés del parto, el sistema inmune se deprime y esto le abre la puerta a muchos problemas de salud.

Ponga mucha atención al programa de transición en las vacas recién paridas. Un incremento en problemas como metritis, cetosis, desplazamiento de abomaso y fiebre de leche, le puede indicar un problema nutricional.

3. Componentes de la leche.  
Los componentes de la leche le proveen información para poder juzgar la ración, según dice Mike Hutjens, quien es un nutricionista de extensión de la Universidad de Illinois.  El incremento en la digestibilidad de la fibra tiende a incrementar el porcentaje de grasa en la leche. Si usted esta tratando de alargar el uso de sus forrajes y no alimenta suficiente forraje entonces es posible que el porcentaje de grasa en la leche disminuya. El; contenido de proteína en la leche disminuye cuando el medio ambiente del rúmen es malo y cuando los microbios del rúmen no pueden hacer un buen trabajo.

4. Materia fecal.
Después que el consumo de materia seca disminuye, viene el problema de vacas con materia fecal muy suelta. Entonces si se le paso el primer síntoma (una disminución en el consumo de materia seca), las vacas le darán un segundo signo, según dice Asher. Esto puede pasar con cualquier grupo de vacas, pero tiende a mostrarse primero en las vacas recién paridas y en las vacas de alta producción.

Dependiendo de la causa del problema, usted podría ver también partes de maíz o forrajes en la materia fecal que no se han digerido bien. Esto también es un signo de alerta, que implica que la ración necesita ajustarse, Dice Hutjens (para más información en cuanto a lo que le pueden enseñar las vacas por intermedio de la materia fecal lea el articulo “Read your Cow’s Manure” en la revista de Octubre de Dairy Herd Management.)

5. Condición Corporal.
La condición corporal es otra herramienta que se puede utilizar para monitorear la respuesta de las vacas a una ración. Si la ración esta funcionando bien las vacas deben seguir el patrón de cambio de condición corporal, según explica Hutjens. Las vacas deben tener una condición alrededor de 3.25 a 3.5 al parto, y después bajar no más de un punto al principio de la lactancia y empezar a ganar condición de nuevo a los 100 días de la lactancia. Cualquier desviación de este parámetro puede significar un problema. Las vacas que no empiezan a ganar condición a los 100 días no están recibiendo suficientes nutrientes.  

6. Respuesta a la tecnología.
Cuando la dieta de la vaca no cumple con todas las necesidades, las vacas no pueden responder bien a la somatotropina. Y en algunos casos, como en vacas con balance energético negativo, puede que no respondan de ninguna manera.

Lo mismo ocurre con 3 ordeños, dice Hutjens. Normalmente usted tiene una respuesta de 7 a 8 libras cuando ordeña 3 veces al día. Si usted hizo el cambio a 3 ordeños y no obtuvo esa respuesta o si paso de nuevo a 2 ordeños y no bajo la producción de leche, entonces la nutrición era el factor limitando la habilidad de sus vacas para responder.

7. Novillas.
De todos los animales en la lechería las novillas son las que peor forraje reciben durante estos periodos en los que el forraje es escaso.  Asher dice: “Usted no puede hacer que sus novillas tengan un buen crecimiento si las alimenta forrajes con hongos y de baja calidad”. 

Las mismas reglas que se aplican para la evaluación de forrajes y formulaciones para las vacas se aplican para las novillas.

Marca: Incrementos de una pulgada en una pared o un poste le ayudan a evaluar el crecimiento de sus novillas según dice  Mahanna. Busque ojos despiertos, buena conformación y buen pelaje como síntomas que la ración esta cumpliendo con sus necesidades. Recuerde, trampeando sus novillas hoy, solo le trae problemas el día de mañana.

 

Factores sobre forrajes estresados por la sequía

Bill Mahana quien es el  gerente general de ciencias nutricionales de Pioneer Hi-Bred International. Nos dice: Cuando se trata de alimentar forrajes que han sido estresados por la sequía, no podemos asumir ninguna cosa. La digestibilidad de la fibra y el contenido de proteína pueden variar tremendamente, dependiendo de cuando ocurrió la sequía en la etapa de crecimiento del forraje. Siempre evalúe antes de alimentar.

A continuación se encuentran algunas características de los forrajes estresados por sequía que de pronto usted no conoce:

1. La alfalfa estresada por sequía generalmente tiene un contenido de proteína más alto y tiene un contenido de fibra reducido que la alfalfa que ha tenido buenas condiciones de clima.

2. El ensilaje de maíz estresado por la sequía generalmente es más alto en fibra digestible. Evalúe el la digestibilidad del NDF y de los almidones y evalúe la energía con la ecuación de Schwab-Shaver para NE-L para obtener una mejor indicación de la energía del ensilaje.

3. Los nitratos en  silo se rebajan a la mitad con el proceso de ensilaje. Esto significa que no necesariamente necesita arreglar la cortadora para cortar más alto el maíz para evitar los niveles altos de la parte baja de la planta y si puede aumentar la producción de forraje.

4. Al henificar pastos como el sudan o en situaciones de pastoreo el riesgo de nitratos aumenta.

 

Cuidado con los nitratos.

A pesar que las vacas de leche no son tan susceptibles a los nitratos como las vacas de carne, de todas maneras puede haber problemas nos dice Jerry Olson quien es parte del servicio técnico de Pharmacia Animal Health. Las vacas de leche tienden a tener una dieta con más grano lo cual crea un ambiente en el rumen el cual ayuda a eliminar los nitratos.  

Sin embargo los nitratos pueden ser un problema en los animales en pastoreo y en las novillas a las que se alimenta una dieta con contenidos muy altos de forrajes.

Cuando el ganado de leche consume forrajes con nitratos, el rumen los convierte a nitritos y después a amonio. Sin embargo cuando hay más nitratos de los que el animal puede eliminar, parte de esos nitritos se unen a la hemoglobina y la convierten en metahemoglobina y esta condición previene que los glóbulos rojos de la sangre no puedan transportar el oxigeno hacia las células del cuerpo. Cuando esto ocurre pueden pasar muchas cosas dependiendo de la severidad de la toxicidad de los nitritos.

Los signos tempranos incluyen una respiración elevada y las membranas de la vulva se vuelven de un color café en lugar de rosado. Otros problemas pueden incluir partos prematuros, terneros mortinatos y en casos extremos la muerte.



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


T5 Electro Command™

New Holland has further extended the T5 Series appeal to livestock producers with the addition of the Electro Command™ semi-powershift transmission. Two ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight