Ataque la mastitis en sus becerras

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to read this article in English

Cómo controlar la mastitis en sus becerras antes que produzcan la primera gota de leche.

Existe una población de animales en su ganado en la cuál hasta el 90 por ciento puede estar infectado con mastitis. Determinar quienes son las que tienen la mastitis puede ser sorprendente.

No son las vacas recién paridas, tampoco las vacas de descarte sino las becerras antes de parir. Por tradición se ha pensado que las becerras jóvenes que están vibrantes y llenas de vida son una gran adición a la lechería y están libres de problemas. Steve Nickerson, quien es el jefe del departamento de ciencia lechera de la Universidad de Virginia Tech. dice que no es así.

Nickerson dice "Las becerras pueden ser una gran fuente de infecciones en una lechería, particularmente bajo los sistemas de manejo actuales, donde las becerras son transportadas y mezcladas varias veces antes de llegar a la lechería donde van a parir” "Es muy importante que estén saludables cuando den cría, por el mismo bienestar de ellas y de todo el hato.

Uno de los compañeros de investigación de Nickerson esta de acuerdo. Steve Oliver, quien es profesor de ciencia animal de la Universidad de Tennessee, ha investigado científicamente la mastitis en las becerras antes de parir. En resumen "Un programa agresivo para controlar la mastitis en las becerras proporciona una ventaja muy clara durante la primera lactancia del animal y probablemente durante toda la vida.

Enfóquese en prevención
Nickerson y Oliver ofrecen las siguientes guías para disminuir el contacto con los organismos que causan mastitis mucho antes del parto:

  • Separe las becerras: Las becerras que se maman unas a otras pueden transmitir la bacteria Staf. aureus y causar infecciones persistentes que se establecen muy temprano en la vida del animal.
  • No alimente leche infectada. La leche de descarte que contiene Staf. aureus y/o Micoplasma va a transmitir los agentes infecciosos de las vacas adultas a las becerras. Si usted tiene una incidencia alta de uno de estos organismos en su hato, descarte la leche de las vacas que sabe que están infectadas, consulte con su veterinario el tema de la pasteurización de la leche o utilice lacto-remplazador.
  • Controle las moscas. En las investigaciones que Oliver y Nickerson hicieron juntos, se comprobó que las moscas pueden servir como vectores para transmitir Staf. aureus de vacas infectadas a becerras o novillas. Las moscas crean una lesión en la punta del pezón (algunas veces tan severa que puede causar que el pezón se raspe) lo cuál le permite a la bacteria establecerse en la piel del pezón y entrar por el orificio.
  • Empiece las vacunaciones con J-5. No es muy temprano empezar sus becerras en con los programas de vacunación de J-5 para proteger contra la incidencia y la severidad de la mastitis causada por organismos medioambientales. Oliver sugiere empezar con la primera dosis seis semanas antes del parto, seguido de la segunda dosis cuatro semanas más tarde y la última durante las dos semanas después del parto.
  • Proporcione un medio ambiente seco y limpio. Evite la tentación de relegar sus novillas al potrero de la parte más lejana. Nickerson dice: "Las novillas son el futuro del hato de ordeño y se les debe cuidar como tal”. "Es necesario tener condiciones limpias y secas para prevenir la mastitis, sin importar la edad de los animales”.
  • Separe sus novillas de sus vacas. Cuando las novillas próximas a parir se mezclan con las vacas adultas, están pueden exponer a las novillas a los patógenos que producen mastitis en un tiempo en que las novillas están muy susceptibles a cualquier infección.
  • Proporcione áreas de parto saludables y limpias para sus novillas. Al igual que las vacas adultas, las novillas tienen un riego mayor de contraer infecciones nuevas durante el parto
  • Administre terapia de mastitis al preparo. El tratamiento con terapia de antibióticos aprobados de uso intramamario puede tener beneficio y curar algunas infecciones existentes antes que las novillas empiecen su primera lactancia.

Considere las siguientes recomendaciones pero solo después de haber consultado con su veterinario.

Protocolo 1:
Tratamiento para Staf. aureus
La incidencia y la causa de mastitis en las novillas tiende a seguir el mismo patrón que en las vacas lactantes. Nickerson sugiere el siguiente protocolo para los hatos en los cuales:

  • Las vacas lactantes han tenido una incidencia alta de mastitis por Staf. aureus.
  • Más del 5 por ciento de sus novillas están pariendo con mastitis clínica por Staf. aureus.
  • Las novillas son de un origen desconocido o son mezcladas.

Nickerson ha logrado tasas de curación cercanas al 100% contra Staf. aureus siguiendo los siguientes pasos:

1. A más tardar dos meses antes de la fecha esperada de parto, palpe todas las ubres de las novillas para detectar si están endurecidas o tienen tejidos grumosos y también revise las secreciones de las ubres.

2. Si la secreción es gruesa y como miel de abeja, deje a la novilla tranquila y no intervenga.

3. Si la secreción es como suero, delgada, aguada y/o se ven grumos o coágulos, haga que su veterinario tome una muestra para cultivo en los cuatro cuartos para detectar Staf. aureus en agar sangre con tripticasa y lea los resultados en 24 a 48 horas. Nickerson recomienda el siguiente procedimiento para la colección de las muestras:
a. Contenga a la novilla en un apretadero o cuellera.
b. Use guantes estériles, y lávese las manos entre novilla y novilla.
c. Desinfecte la punta de los pezones con gasas y alcohol y coleccione las muestras en tubos estériles.
d. Selle cada punta de cada pezón con un producto de barrera efectivo (Nickerson ha demostrado que el tapón de que protege el esfínter del pezón no se daña sí se usa una técnica sanitaria para la colección de las muestras)

4. Trate los animales que salgan positivos al cultivo de Staf. aureus con un antibiótico aprobado para tratamiento al secado en cada cuarto siguiendo los siguientes pasos:
a. Contenga al animal y desinfecte la punta de los pezones con gasa y alcohol nuevamente.
b. Trate cada cuarto con un antibiótico aprobado comercialmente para terapia de secado usando el método de inserción parcial del tubo.
c. Introduzca el medicamento despacio en la glándula mamaria
d. Selle los pezones con un sellador de barrera.
e. Haga cultivo de los animales tratados nuevamente a los tres o cuatro días después del parto para saber que tan bien funciono el tratamiento.
f. Si las novillas paren antes de lo esperado, haga la prueba de residuos de antibióticos antes de poder vender la leche de esa novilla.

Nickerson aconseja que si se va a comprar un grupo de novillas, estas se deben examinar y hacerles cultivo de acuerdo a este protocolo antes de finalizar la transacción.

Protocolo 2:
Tratamiento para Staf. Cuagulasa negativo
Oliver ha encontrado en sus experimentos que los organismos de Staf. Cuagulasa negativo (no-Staf.) aureus) están constantemente presentes en más de la mitad de las novillas antes del parto. Este tipo de mastitis responde bien a la terapia de antibióticos intramamarios Oliver cree que debido a su alta prevalencia este merece ser tratado en todas las novillas antes del parto. El protocolo sugerido es el siguiente.

1. Empiece a llevar las novillas a la sala de ordeño aproximadamente tres semanas antes de la fecha esperada del parto.
2. A los 14 días antes de la fecha esperada del parto, trate cada cuarto de cada novilla con un antibiótico aprobado para vaca lactante de la siguiente manera:
a. Permita que las novillas entren a la sala de ordeño.
b. Pre-desinfecte cada pezón con un agente germicida aprobado y permita que este tenga contacto con el pezón por lo menos 30 segundos.
c. Remueva el desinfectante con toalla de papel individual.
d. Limpie la punta del pezón con alcohol y gasa.
e. Haga la infusión del medicamento.
f. Haga el sellado de cada pezón con un germicida
g. Si las novillas paren antes de la pecha esperada, haga prueba de residuos de antibiótico antes de vender la leche.

Considere los factores de riesgo
Ya que las novillas son vulnerables a la mastitis, el investigador Steve Oliver ha identificado los siguientes factores de riesgo:

  • Las novillas que paren en el verano.
  • Hatos con conteo e células somáticas por arriba de 300,000.
  • Presencia de Staf. aureus y/o Micoplasma en vacas lactantes.
  • Ausencia de un buen control de moscas.
  • Alimentar leche contaminada de mastitis a las becerras.
  • Contacto entre las novillas y las vacas adultas antes del parto.
  • Acomodamiento inadecuado.
  • Prácticas de ordeño inadecuado que no previenen la contaminación de los organismos contagiosos.
  • Ausencia de terapia de antibióticos antes del parto en las novillas.

Oliver dice: "Ninguna lechería puede prestar demasiada atención a sus novillas "Considerando que las novillas forman aproximadamente una tercera parte del hato cada año, por beneficio de todos, la salud y el buen funcionamiento de las novillas debe ser la prioridad numero uno”


Mastitis en las novillas: por que preocuparse?

El tratamiento de las novillas antes del parto puede sonar como un extremo de micro-manejo, pero los investigadores de mastitis Steve Oliver y Steve Nickerson tienen buenas razones para creer en la valides de este procedimiento.

Después de haber investigado la mastitis por más de 20 años, estos investigadores están convencidos del impacto negativo que las infecciones pre-lactancia pueden tener en el animal y el éxito financiero del hato.

Nickerson dice: "Las infecciones de mastitis pueden empezar tan pronto como la novilla tiene secreciones mamarias, lo cuál puede ser tan temprano como de seis a ocho meses de edad” "Esto significa que las infecciones pueden persistir de 12 a 18 meses antes del parto de las novillas, lo cuál es tiempo suficiente para que estas infecciones se establezcan muy bien y en algunos casos produzcan daño permanente al tejido mamario”

Los investigadores creen que el crecimiento y desarrollo del tejido mamario puede estar impedido por las infecciones de mastitis, limitando el futuro de la habilidad productiva de la novilla. La calidad de la leche también puede ser afectada negativamente. Las investigaciones de Oliver han demostrado que las novillas que no se tratan, tienen células somáticas más elevada y producen cerca a 10 por ciento menos leche durante su primera lactancia que las novillas compañeras que no son tratadas.

Oliver realizo un experimento para evaluar los factores económicos y los beneficios a largo plazo del tratamiento cada cuarto de cada novilla antes del parto con un antibiótico intramamario. Estos fueron los resultados:


  • Las 111 novillas Jersey tratadas produjeron 1,168 libras de leche durante la primera lactancia más cuando se compararon con las 82 novillas que no se trataron.
  • El promedio de producción de leche a los 305 días también fué significativamente mas alto en las novillas tratadas. Pero no se encontró diferencia significativa en equivalente adulto de 305 días entre los dos grupos.
  • El escore de células somáticas al parto promedio fue de 2.04 para el grupo tratado y 2.63 para el grupo control.
  • El incremento en producción de leche en el grupo de animales tratados resulto en un incremento de $174.92 en el retorno neto por novilla, considerando un precio de la leche de $15.80 por 100 libras y se resto el costo de la mano de obra, el medicamento y el test para residuos de antibióticos.
  • Si se considera que aproximadamente 3 millones de novillas paren cada ano, el protocolo de tratamiento antes del parto sugerido por Oliver le podría ahorrar a la industria lechera de los Estados Unidos, aproximadamente $5.5 billones anualmente.

Prev 1 2 3 Next All



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


Caterpillar Small Wheel Loaders

Cat® Small Wheel Loaders provide superior performance and versatility to help agriculture producers improve productivity and efficiency. An extensive range ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

Feedback Form
Leads to Insight