Cetosis: Tratar o no tratar

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

[Read this article in English]

Cuando estaba haciendo el chequeo semanal de las vacas le pregunte al encargado de la salud como estaban las vacas recién paridas. La respuesta fue “bien”. Mas tarde fui a mirar los registros del programa de computador. Hacia varios meses que no teníamos que hacer una cirugía de desplazamiento de abomaso y la producción era de 90 libras por vaca. Entonces la respuesta del encargado de salud esta correcta, no?.

Mi sorpresa fue que al calcular la tasa de cetosis, el 30 por ciento de las vacas recién paridas habían sido tratadas por cetosis en el último mes.

Interpretación de los datos

Cuando revisamos los registros debemos tener cuidado de cómo interpretamos los datos. Empezando por la definición de la enfermedad. Como define cetosis el encargado de la salud? Usted nota las vacas que no están comiendo, o las vacas positivas al examen de orina o utiliza otro criterio? Se registran todos los casos? Que grupos de vacas se están monitoreando?

A pesar que esta lechería implementa protocolos de salud (a todas las vacas recién paridas de menos de 10 días en leche se les toma la temperatura y se les hace examen de orina) yo le pregunte al encargado de la salud que me dijera que vacas estaba tratando por cetosis. El contesto que la mayoría de las vacas que estaba tratando por cetosis estaban comiendo bien y se veían bien pero que si no las trataba le daba miedo que después les iba a dar desplazamiento de abomaso u otra enfermedad.

En este momento le pedí el favor que solo tratara las que tenían signos clínicos como la ubre floja y mal apetito. También le pedí que observara si la ubre se veía llena y si la vaca iba a comer cuando se le ponía comida fresca en frente. Estas son observaciones básicas pero muy importantes.

Observe las vacas

Cuando yo establezco los protocolos de salud hago énfasis que la temperatura y el examen de orina son medidas objetivas. Pero cuando se hacen estas medidas, también se debe mirar a la vaca. Muchas veces los encargados de la salud dependen tanto en estas medidas objetivas, que pierden el arte de encontrar vacas que necesitan ayuda.

Durante las siguientes semanas el encargado hizo un cambio drástico en la forma de encontrar y tratar la cetocis. Si el examen de orina era positivo, pero la vaca estaba comiendo y tenia la ubre llena, entonces la vaca no se trataba pero se tomaba nota y se monitoreaba. El dijo que todas las vacas positivas a cuerpos cetonicos en la orina eran negativas dos días después sin haberlas tratado.

Debemos recordar que la producción de cuerpos cetonicos en la vaca es un proceso normal durante el estado de balance energético negativo. Tenemos que prevenir la enfermedad de cetocis clínica, pero no el proceso fisiológico normal.

Resultados Positivos

El protocolo nuevo resulto en una reducción en mano de obra así como en una reducción en el uso de drogas y fluidos. No se ha visto un impacto negativo en la salud de las vacas o en la producción.

Es importante anotar que la atención a la comodidad de las vacas, la disponibilidad y la calidad de la comida en esta lechería son excelentes. La habilidad de las vacas con cetosis subclínica para mantener el consumo de alimento es debido al bajo estrés con acceso libre a comida de muy buena calidad.

 Las vacas no hubieran respondido de la misma manera si el espacio de los comederos estuviera limitado, o los corrales sobre cargados o si existieran otras condiciones estresantes.

Por ahora, sigue siendo esencial que cada uno se tome su tiempo de mirar a las vacas y tome decisiones individuales para tratamientos basados en experiencia. La temperatura rectal, el examen de orina y otras medidas objetivas son muy útiles, pero nada remplaza nuestra habilidad para observar las vacas y sus comportamientos.

Observe las vacas normales cuando están comiendo, bebiendo descansando o caminando. Las vacas que necesitan ayuda se van a ver de una manera obvia al desviarse del comportamiento de las normales.

Mark Thomas es un veterinario dueño de Countryside Veterinary Clinic, LLP in Lowville, N.Y.



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


Farmall® 100A Series

From field to feedlot, you need a tractor that can multi-task as well as you do. Case IH Farmall™ 100A ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight