Combata el frío del invierno

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Usted no pensaría que un productor como Jerry Craveiro se tiene que preocupar de que sus 14,000 becerras en su programa de cría sufran de estrés por frío. Debido a que su rancho de cría “Cameiro Heifer Ranch” esta localizado solo unas 25 millas al norte de México en Brawley, Calif. , Y por lo general el clima es soleado y con poca lluvia.

Sin embargo, este veterano criador de becerras observa el clima muy de cerca y ajusta las raciones cuando las temperaturas bajan. “Es difícil creer que nosotros nos debemos preocupar por el clima frío” dice Craveiro. Sin embargo, desde alrededor del primero de Diciembre y durante los siguientes 30 a 60 días cuando las temperaturas en la noche bajan de 40 F, le tenemos que dar a las becerras una dieta con mayor densidad energética, para poder obtener las tasas de crecimiento que deseamos. Craveiro, constantemente entrega a los productores de leche becerras listas a parir por primera vez, a los 23 meses de edad.

A si sea por 30 días en California, 90 día en Missouri, o por 190 días en Minnesota, el estrés por frío puede reducir las tasas de crecimiento en becerras. Cuando no se ajustan las dietas para proveer los nutrientes adicionales en estas condiciones, las ganancias diarias de peso pueden disminuir en 0.2 a 0.4 libras por día. Dice Bob James, nutricionista especializado en ganado de leche de la Universidad de Virginia Tech. También explica que en condiciones demasiado severas las ganancias se pueden disminuir inclusive más.

El no revisar estas situaciones puede implicar un retraso en la edad al servicio de las becerras y puede hacer que las becerras preñadas pesen menos de lo deseado al momento del parto, lo cual puede resultar en pérdidas en producción de leche y en dificultades al parto.

Más que becerras
Normalmente, los productores piensan que el estrés por frío es solamente un problema que afecta a las becerras recién nacidas. Es más, cuando la temperatura ambiental esta por debajo del limite de la zona neutral para una becerra recién nacida (entre 41 F y 50 F), las necesidades de energía para esas becerras incrementan.

Sin embargo, las becerras jóvenes y las vacas adultas también tienen su zona termal neutral. Si la temperatura ambiental esta por debajo de 41 F o por encima de 77 F las vacas adultas utilizan energía adicional para regular su temperatura corporal. A pesar que no se ha calculado específicamente para becerras jóvenes, la temperatura baja crítica se encuentra entre 41 F y 50 F dependiendo del tamaño de la becerra. De acuerdo a Pat Hoffman, (especialista en ciencias lecheras de la Universidad de Wisconsin) el animal puede soportar más frío a medida que el peso corporal aumenta.

En las becerras jóvenes en crecimiento, las temperaturas bajas no son una amenaza directa de muerte, como lo es en las becerras recién nacidas. Pero, las temperaturas bajas si incrementas los requerimientos de mantenimiento, lo cual puede reducir las tasas de crecimiento. Un estudio en 1994, con 1281 becerras en 18 lecherías de Wisconsin elaborado por Hoffman, muestra este efecto de la temperatura sobre el crecimiento y la ganancia diaria. Durante el verano, las becerras tienen un promedio de ganancia diaria de 1.88 libras. Pero desde Diciembre hasta Febrero, la ganancia se disminuye en 0.17 libras por día o sea 1.71libras.

Más que temperaturas
Muchos productores piensan que están inmunes a este problema si sus becerras se encuentran bajo techo. Esto puede ser cierto para aquellas becerras que se acomodan en un hotel de cinco estrellas o para establecimientos totalmente confinados con suficiente cama en los echaderos individuales y con una ventilación excelente. Pero si sus instalaciones se parecen más a un hotel de esos baratos (establos viejos de tres lados con paquetes de cama), usted debe revisar las necesidades nutricionales de sus becerras.

Hay ciertos factores medio ambientales que pueden empeorar el problema. Asi como la humedad aumenta el estrés calórico, la presencia de barro y boñiga en el pelaje del animal juega un papel importante en el estrés por frío. En el estudio de Hoffman se encontró que las becerras que no tenían barro o boñiga en el pelaje tuvieron una ganancia diaria promedio de 1.98 libras, mientras que las que tenían barro y boñiga cubriendo el abdomen y las patas tuvieron un crecimiento de 1.78 libras por día. Las becerras con barro en los lados y los flancos ganaron 1.7 libras por día.

Hoffman dice "Un medio ambiente frío y mojado, destruye la habilidad térmica del pelaje”. Esto hace que el animal sufra de estrés por frío tanto como si la temperatura ambiental estuviera unos 20 grados más baja. Es más las tasas de crecimiento en la primavera y otoño de 1.73 libras al día que se encontraron en el estudio de Wisconsin, no fueron mejor que las del invierno.

Las pérdidas pequeñas se acumulan
Con este tipo de temporadas tan extendidas, las tasas de crecimiento se pueden afectar rápidamente.

Por ejemplo, si usted tiene un corral de becerras de 7 meses de edad que pesan al rededor de 480 libras en Noviembre 1. Lo ideal sería que esas becerras tuvieran una ganancia diaria de 1.77 libras y que alcanzaran al rededor de 800 libras a los 13 meses de edad el primero de Mayo. Este sería el peso ideal para el servicio y para que parieran a los 23 meses de edad.

Sin embargo, entre Noviembre 1 y Mayo 1. Las becerras tuvieron una ganancia diaria de solamente 1.37 libras (una disminución de 0.4 libras por día debido al estrés por frío), estas pesarían al rededor de 725 libras el primero de Mayo, o sea al rededor de 75 libras por debajo de los pesos recomendados para servicio. Inclusive si las becerras recuperaran su tasa de crecimiento de 1.77 libras por día, les tomaría 6 semanas para alcanzar su peso ideal, por lo tanto el parto se retrasaría entre uno y dos meses.

Los presupuestos para el levante de becerras sugieren que las becerras de más edad cuestan al rededor de $50 a $60 por mes. Por lo tanto un retraso en el primer parto que pase de los 22 a 24 meses se vuelve costoso rápidamente. Sin embargo, los costos de manejo y nutrición para remediar los efectos del estrés por frío, para poder mantener las tasas de crecimiento son menores. Por ejemplo, cuando la temperatura se enfría en Minnesota City, Minn., Ron y Marianne Scherbring, productores de becerras, observan muy de cerca las tasas de crecimiento de sus 2,000 becerras. Ron Scherbhing dice “nosotros pesamos unos grupos de becerras cada dos semanas”. Cuando las tasas de crecimiento disminuyen y la temperatura ambiental también disminuye, Ron le da más energía a sus becerras. Las becerras que pesan entre 200 y 500 libras reciben entre 3 y 3.5 por ciento más energía, mientras que los animales más pesados reciben un incremento menor (usualmente un 2 por ciento)

Para los Scherbrings, este cambio puede resultar en un incremento en el costo de alimento de 4 a 5 centavos por becerra por día. Sin embargo dependiendo del tipo de alimento disponible y de la calidad de los forrajes en la dieta, la ración puede ajustarse y proveer la energía necesaria con un incremento menor en el costo de alimentación.
Inclusive con un incremento máximo de 4 o 5 centavos o $1.20 a $1.50 por mes – El tener que proporcionar alimentación extra durante el período de frío, es más económico que el levantar becerras pasados los 22 a 24 meses.

Con la existencia de soluciones de alimentación a bajo costo, usted debe ajustar sus dietas en épocas de frío (sin importar donde este localizado). Hable con su nutricionista acerca de lo que usted puede hacer.


Como manejar las situaciones de estrés por frío.

Si sus becerras no están teniendo las ganancias que usted espera debido al estrés por frío, use los siguientes pasos para cambiar el medio ambiente y la dieta.

1. "Micro-maneje el ambiente," Lo sugiere Pat Hoffman, especialista en ciencias lecheras de la Universidad de Wisconsin. Asegúrese que las zonas de descanso están con buena cama disponible. Las becerras pequeñas necesitan un tipo de cama de aislamiento como paja. La arena no es muy buena debido a que no conserva calor.

Observe el barro y la boñiga en el pelaje de las becerras. Tienen las becerras barro y boñiga en los flancos, el abdomen y los lados? Que tan profundo es la cobertura de barro en las becerras? Si los corrales se limpiaran más seguido se podría mantener el pelaje más seco?

2. Incremente la energía disponible en la dieta. Muchos de los programas para balancear dietas permiten ajustar los factores de temporadas. Hoffman recomienda que usted ajuste la porción de energía de la dieta para una tasa de crecimiento de 0.2 a 0.3 libras por encima de lo deseado. Por ejemplo, si usted quiere que sus becerras tengan una ganancia de 1.7 libras por día, proporcióneles suficiente energía para una ganancia de 1.9 a 2.0 libras por día.

3. Prepárese para un aumento en el consumo de alimento. Entre más frías las temperaturas, más alimento consumirán sus becerras. Investigaciones en la Universidad de Virginia Tech encontraron que las becerras empezaron a consumir más alimento cuando las temperaturas bajaron a 10 F durante varios días.

Por ejemplo, los productores Melvin y Sharon Neimann, en Edgar, Wis., levantan 1,700 becerras en un sistema al aire libre con rompe vientos. Como no hay un establo cubierto, las becerras de los Neimann sufren más de estrés por frío que aquellas que se acomodan en sistemas de establos. Sharon Neimann dice que el consumo de alimento incrementa en un 15 por ciento durante las épocas de frío.

Monitoree los consumos de cerca y mantenga un porcentaje de desecho de comida del 1 al 2 por ciento. “ Este no es el momento de año para limitar el ofrecimiento de alimento” Según dice Bob James, nutricionista de ganando lechero de la Universidad de Virginia Tech. Al limitar el consumo de alimento o al proveer simplemente lo necesario, no ayuda a identificar que los requerimientos energéticos hayan incrementado

4. Evalúe a medida que transcurre el tiempo. Para obtener las tasas de ganancia necesarias durante el invierno, se necesita cuidar los detalles. Usted debe necesitar ajustar la dieta y pesar algunas becerras para ver si el cambio esta funcionando.

Estudio de campo que muestra el efecto del medio ambiente en las ganancias diarias.

Una investigación de la Universidad de Wisconsin con 1,281 becerras en 18 lecherías comerciales encontró que los cambios estacionales y los factores de manejo influían las tasas de ganancia de pesos. Para que paran a los 22 a 24 meses de edad, las becerras tienen que tener una ganancia de 1.5 a 1.77 libras por día antes de los 13 a los 15 meses y de 1.95 por día después del servicio.
























Tamaño del Pelaje
Menor de 0.4 pulgadas1.95
0.4 a 0.6 pulgadas1.70
Más de 0.6 pulgadas1.71
Cobertura de barro en el cuerpo
Ninguno1.98
Patas y abdomen1.74
Lados y flancos1.70
Temporada
Invierno1.71
Otoño/Primavera1.73
Verano1.88
Tipo de acomodación
Abierta (Acceso al aire libre sin restricción) 1.71
Confinamiento1.87
Profundidad del barro y la boñiga
Menos de 1.5 Pulgadas1.82
1.5 a 2.6 pulgadas1.69
Más de 2.6 pulgadas1.64

Promedio de ganancia diaria en libras.

Fuente: “The influence of nutrition and environment on growth of Holstein replacement heifers in commercial dairy herds,” The Professional Animal Scientist, 1994.


Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


Farmall® 100A Series

From field to feedlot, you need a tractor that can multi-task as well as you do. Case IH Farmall™ 100A ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight