Combatiendo la diarrea en las becerras

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to read this article in English

Es muy rara la semana en la que algún productor no me pregunta que tratamiento debe usar para la diarrea en las becerras. Sin embargo, antes que usted y su veterinario puedan evaluar las opciones de tratamiento, usted debe examinar sus becerras y elaborar unos exámenes de laboratorio, para determinar la causa o las causas del problema.

Identificación del agente
El primer paso en el tratamiento de las diarreas es el de tomar muestras fecales de las becerras que presentan la diarrea. Estas muestras ayudan a identificar los patógenos que están causando la diarrea y ayudan a desarrollar el programa de tratamiento

Mientras que se reciben los resultados de los exámenes fecales, a las becerras se les debe suplementar la dieta liquida de leche o lacto- reemplazador con un producto de electrolitos (que preferiblemente contenga un buffer) para proveer a la becerra con fluidos adicionales y sales perdidas en la diarrea. Espere por lo menos dos horas después de haber alimentado la leche antes de alimentar los electrolitos.

Las becerras que están deshidratadas severamente se deben tratar con fluidos intravenosos. Se debe administrar solución salina hipertonica con 100 o 200 mililitros de dextrosa al 10% a una dosis de 2 mililitros por cada libra de peso. Siempre haga seguimiento del tratamiento intravenoso con fluidos orales.

Una vez usted recibe los resultados del laboratorio, usted puede empezar el tratamiento especifico para los patógenos que están afectando sus becerras. Los agentes más comunes incluyen coccidia, criptosporidium, infecciones vírales, como rotavirus y corona virus, e infecciones bacterianas, como E.coli y salmonela. El tratamiento debe ser dirigido directamente al patógeno. Revise las siguientes recomendaciones.

Coccidia: Las becerras que tengan coccidia trátelas con sulfas orales o con amprolium por un mínimo de 10 a 14 días. Luego cámbiese a un lacto-reemplazador que contenga un coccidiostato.

Infecciones vírales: La mayoría de las infecciones causadas por rotavirus o corona virus se pueden tratar con terapia de soporte como los electrolitos intravenosos. Evite usar electrolitos que tengan material fibroso o materiales con mucilina que producen una “apretamiento” artificial de la materia fecal. Esto lo puede desorientar en cuanto a la recuperación de su becerra.

La vacunación de las vacas secas con vacuna contra rotavirus/corona virus al secado y de nuevo a las dos a tres semanas antes del parto puede ser un elemento clave en la prevención de este tipo de diarreas.

Infecciones bacterianas: Las infecciones bacterianas como E. coli y salmonela, requieren una terapia agresiva. Es esencial el proveer fluidos orales así como fluidos intravenosos. Si las becerras se vuelven tóxicas, se deben tratar con flunixin (conocido como Banamine) o Predef 2X.

Su veterinario le recetará un antibiótico de amplio espectro para infecciones bacterianas; sin embargo, este es un tipo de uso “extra label” (con prescripción especial). Yo he tenido éxito con medicamentos a base de Sulfa/trimetoprim, apramicin o espectinomicina oral. Evite el uso de gentamicina, ya que tiene un tiempo de retiro de más de 18 meses, y Baytril, ya que no esta aprobado para uso en becerras de leche.

Criptosporidium: Este es un protozoo y casi siempre es un patógeno secundario. En mi experiencia el tratamiento de la causa primaria es la manera más efectiva de tratar la criptosporidia.

La criptosporidia por lo general indica problemas de sanidad de los equipos y las instalaciones de las becerras. Los esfuerzos deben siempre empezar en esta área.

No haga solo tratamiento
Sin embargo, no se conforme con solamente tratar las diarreas. Trabaje con su veterinario para implementar los procedimiento necesarios para prevenir la diarrea en becerras.

Primero, tome muestras de sangre de 10 a 12 becerras saludables que sean una representación de la efectividad de la alimentación de calostro. El suero de estas muestras puede evaluarse para determinar proteínas –que es un indicador de los niveles de inmunoglobulina G- o se pueden mandar a un laboratorio para evaluar IgG específicamente.

Si los niveles de IgG son inadecuados, enfóquese en el mejoramiento el cuidado del recién nacido y del manejo del calostro. Evalúe las vacas de la maternidad frecuentemente, proporcione a los recién nacidos calostro de buena calidad y desinfecte los ombligos pocas horas después del parto. Y solo alimente calostro de vacas que están libres de enfermedades.

Además, revise el medio ambiente y la sanidad de los procedimientos para desinfección de chupos, teteros y baldes. Si los procedimientos en esta área son inadecuados, pueden contribuir significativamente a la carga de patógenos y pueden diseminar el problema de una becerra a otra. Revise el tipo de acomodamiento de sus becerras, asegúrese de proveer un ambiente limpio y seco, con ventilación adecuada y protección de los elementos para disminuir el estrés.

Jim Brett es un veterinario que practica en Montezuma, Ga.
 



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


5M Series

Five M Series Models: 5065M, 5075M, 5085M, 5100M, and 5115M (65-115 hp). If you spend a lot of time on ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight