Déles calorías…si paga

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Read this article in English

Al principio de los años 1990, cuando era el mayordomo de las becerras en Noblehurst Faros en el oeste de New York, Sam Leadley se enfrentaba con un 20 por ciento o más de tasa de tratamiento por casos respiratorios en las becerras antes del destete. A pesar de unos protocolos de limpieza y sanidad muy estrictos y de mantener muy buena cama para las becerras, no podía reducir la tasa de tratamiento por neumonía.

“Yo había oído de una investigación en la Universidad de Cornell en la que alimentaban con un plan nutricional mas elevado, y decidí intentarlo”   Nos cuenta Sam. Entonces Sam aumento el porcentaje de sólidos de 12.5 a 15 por ciento, y gradualmente incremento el total del lacto-remplazador 20:20 alimentado de 16 onzas por becerra a 30 onzas.   

El primer año, se noto una disminución dramática en la tasa de tratamiento (de mas del 20 por ciento a un 5 por ciento). Pero que pasaría si esto se hubiera debido a un invierno muy leve? Después de dos años se comparó los resultados bajo su nuevo programa de alimentación con  lo que había tenido los dos años anteriores al cambio de alimentación. El costo por libra de ganancia de peso desde el nacimiento al destete fue el mismo (un poco mas de $1). Pero la severa reducción en el costo de tratamiento contra resto el costo extra del lacto-remplazador. 

Hoy en día que es un consultor de cría de becerras en Attica Veterinary Associates en Attica N.Y., Leadly  estimula a los productores a que tengan una meta de ganancia de peso de por lo menos una libra antes del destete y que aprovechen los beneficios que trae el alimentar con un plan de alimentación mas alto.

Estas son las razones por las cuales debe alimentar más calorías a sus becerras.

Una nueva manera de pensar

Muchos productores piensan que alimentar medio galón de leche dos veces al día es suficiente. Pero si esto fuera cierto, porque el promedio de mortalidad antes del destete es del 10 por ciento y no del 2 por ciento? Y por que hay tantas becerras que se enferman y se convierten en casos crónicos? Estas son preguntas difíciles nos dice Mike Van Amburgh, quien es un nutricionista de leche de la universidad de Cornell. Para contestarlas se necesitan nutricionistas y productores que piensan distinto a una forma tradicional.

Hace unos 25 años, las investigaciones mostraban que el alimentar menos leche o lacto-remplazador disminuía la incidencia de diarrea. Como la diarrea era una preocupación muy grande, esta práctica fue adoptada en los ranchos. Sin embargo el cambio en la alimentación no produjo mejoría en las tasas de morbilidad y mortalidad. Van Amburgh nos explica que como la industria estaba acostumbrada a unas mortalidades del 10 al 15 por ciento, no se miro más lejos. 

Después, la investigación demostró que el alimentar leche o lacto-remplazador no producía diarrea. La diarrea proviene de patógenos que se infiltran por fallas de manejo. En los ranchos donde la sanidad y la limpieza se han hecho una prioridad y se han adoptado protocolos para limitar la transferencia de enfermedades de una becerra a otra, la incidencia de diarrea y otras enfermedades se disminuye.   

Pero, de todas maneras las becerras no ganan buen peso sino después del destete. La pregunta es por que?

Cuando los becerros nacen, su sistema es parecido al de los cerdos. Pero cuando usted compara el desempeño de los becerros con los cerdos, la diferencia es enorme. Los cerdos pequeños aumentan de 3 a 12 libras o más en 3 semanas mientras están mamando (cuadruplican el peso al nacimiento). A las becerras les va bien si se mantienen o simplemente ganan unas pocas libras. La diferencia parece estar en los nutrientes que se alimentan.

Las becerras flacas no son normales

Los becerros nacen con pocas reservas de grasa. Un becerro de 92 libras (que nace con 3.5 a 4.1 libras de grasa en el cuerpo) usa entre 0.6 y 1.8 libras de esa grasa mientras aprende a vivir por fuera del útero durante el primer o segundo día de vida, Nos explica Van Ambergh. Esto nos deja con tan solo una libra para usar cuando hay estrés. 

Si usted alimenta una libra de lacto-remplazador 20:20 por día sin ningún estrés del medio ambiente, se cumplirían los requerimientos de mantenimiento con muy poco de sobra para el crecimiento. Sin embargo, si la temperatura baja de los 68 grados F, los becerros estarían en un balance energético negativo y no podrían desarrollar almacenamiento de grasas para poder combatir las enfermedades durante los primeros días de vida.

Esto es importante por dos razones, nos dice Jim Reynolds, veterinario del Centro de Investigación y Enseñanza de la Universidad de California. Primero, el sistema inmune necesita energía (la cual proviene de los almacenamientos de grasa) para poder responder aun reto de una enfermedad. Segundo, cuando se trata de ganarle la batalla a una infección, el sistema inmune es más importante que la medicina que se le aplique.    

“Los becerros que se encuentran en un balance energético negativo, o que tengan un almacenamiento mínimo de grasa, no pueden alimentar el sistema inmune de una manera adecuada” nos dice Reynolds. Por el contrario de lo que piensan algunos productores, aquellos becerros flacos, no son normales. Becerros flacos significa más becerros enfermos y más becerros muertos.

Pero cuando usted les da suficiente energía y proteína a los becerros usted consigue una buena respuesta inmune, lo cual puede ayudar a disminuir las medicinas que se   necesiten. Además, en caso que se necesite medicamentos, la respuesta al medicamento o a las vacunas, es mucho mejor si se tiene un sistema inmune bien alimentado.

Las investigaciones realizadas en la Universidad de Virginia Tech con becerras Jersey, nos ayuda a cuantificar la diferencia. Las becerras Jersey que se alimentaron con una de lacto-remplazador 20:20 durante cinco semanas, tenían un 3 por ciento de grasa corporal. Por otro lado, las becerras Jersey que fueron alimentadas con el mismo volumen de leche completa durante cinco semanas tenían un 9 por ciento de grasa corporal. (Mirar la foto en la pagina 26). Debido a que la leche completa contiene más nutrientes (con base a materia seca, la leche completa tiene 25.4 por ciento de proteína y 30.8 por ciento de grasa; el lacto remplazador tradicional contiene 20 por ciento de proteína y grasa), las becerras pudieron recuperar los almacenamientos de grasa, crecer e inclusive aumentar sus reservas de energía.   Teniendo el triple de grasa corporal, las becerras tienen más reservas de energía para alimentar el sistema inmune y sobrevivir las condiciones adversas del clima.

Más nutrientes=Becerros sanos

En las investigaciones conducidas por Sandra Godden, veterinaria de la Universidad de Minnesota, se compararon unas becerras Holstein alimentadas con leche de descarte pasteurizada con becerras alimentadas con lacto-remplazador tradicional de 20:20. Las 438 becerras del experimento recibieron un galón de calostro fresco durante las primeras seis horas de vida. Las becerras alimentadas con leche pasteurizada recibieron un galón de leche por día y las becerras alimentadas con el lacto-remplazador, recibieron una libra del lacto-remplazador diluida en un galón de agua. Los resultados: Las becerras alimentadas con leche pasteurizada tuvieron un total de días enfermos menor, una mortalidad menor, un costo de tratamientos menor y un peso al destete mayor. (Favor ver la grafica “Cut morbidity and mortality.”) #1

Un análisis parcial de presupuesto muestra que las becerras alimentadas con leche pasteurizada tenían una ventaja económica de 69 centavos por becerra por día cuando se compararon con las becerras alimentadas con lacto-remplazador. Esto significa $34 por becerra desde el nacimiento al destete. La ventaja económica proviene principalmente de una disminución en los costos de tratamiento.

A pesar que el volumen alimentado es el mismo, los investigadores creen que el nivel más alto de nutrientes de la leche completa (mas o menos un 18 por ciento más energía que el lacto remplazador 20:20) le permite a las becerras un mejor desempeño. Además la leche de transición del segundo, tercero y cuarto ordeño después del parto contiene inmunoglobulinas y factores inmunes no específicos que promueven la salud de la becerra.

Esto no implica que el lacto-remplazador sea malo. Godden nos dice que al alimentar más lacto-remplazador o un lacto-remplazador cuya formulación se asemeje más a los nutrientes de la leche completa se puede mejorar la salud de las becerras.

Van Amburgh esta de acuerdo. Los productores que quieren alimentar lacto-remplazador, deben seleccionar un producto que refleje más de cerca los nutrientes de la leche completa o ayudarse de los nutricionistas para determinar cuanto polvo deben alimentar para mejorar la salud de las becerras.

Alimento para crecimiento

Todas las becerras tienen la habilidad de duplicar su peso en 56 días. Sin importar el producto que usted alimente (leche pasteurizada, un lacto-remplazador tradicional o un lacto-remplazador intensivo) lo que importa es la cantidad de nutrientes suministrados a las becerras. Lo que hace la diferencia es el paquete total de nutrientes que recibe la becerra.

Para poder alcanzar esta meta, una becerra de 100 libras, debe ganar 1.35 libras de peso por día, nos explica Van Amburgh. Esto significa que la becerra tiene que consumir 1.6 libras de leche en materia seca o un galón y medio de leche entera por día. Un galón y medio de leche produce 3.9 Megacalorias de energía neta para la becerra. Esto es suficiente para mantenimiento, crecimiento y función inmune a 68 grados F (sin estrés medio ambiental).

Los nutrientes deben cambiar de acuerdo al medio ambiente, entonces ajuste su régimen de alimentación (Observe la grafica “Adjust feeding rate for environmental factors.”) #2

Recuerde, no es el volumen lo que importa, es el paquete total de nutrientes suministrado a la becerra.

El pago

Además de tener menos becerras enfermas y una menor mortalidad, cuando se alimenta a las becerras con un plan nutricional más alto desde el principio, también se mejora la producción de leche. En otros estudios conducidos en la Universidad Estatal de Michigan y en la Universidad de Cornell, los investigadores midieron el contenido de DNA intramamario de las becerras que se alimentaron para duplicar su peso en los primeros 56 días y los compararon con aquellos de las becerras alimentadas tradicionalmente. Las becerras alimentadas con el plan de nutrición más alto, tenían entre un 32 y 47 por ciento más de DNA intramamario. Este cambio en el desarrollo intramamario no ocurre en ningún otro punto del desarrollo. Van Amburgh dice “Pareciera que si este beneficio no se obtiene antes del destete, este no se puede recuperar más tarde en el desarrollo. 

Estas becerras van a producir más leche. En cuatro estudios en los cuales se le permitió a las becerras recién nacidas consumir un 50 por siento más de nutrientes que la alimentación estándar, todos muestran una mayor producción de leche en las becerras con un plan de alimentación más alto. El promedio de la respuesta en producción de leche para los cuatro estudios fue de 1,700 libras de leche en la primera lactancia. El rango fue entre 1,000 libras y 3,000 libras más de leche. (Favor ver “The milk production difference,”.) #3

En el centro de investigación y enseñaza de la Universidad de Cornell, las becerras recién nacidas se han alimentado con la meta que dupliquen su peso en 56 días de vida durante los últimos 6 años. Ellas continúan con dietas formuladas   para mantenimiento y para cumplir con las metas de crecimiento. Las becerras paren en promedio a los 22 meses de edad, pesando 1,300 libras y producen en promedio 30,000 libras de leche en su primera lactancia. Esto nos dice Walt Jones, quien es superintendente y mayordomo de la lechería de 543  vacas.

“Nosotros esperamos que nuestras becerras promedien 90 libras de leche diarias a los 60 días en leche” nos cuenta Walt. Además esta meta se alcanza constantemente. Es más, el último grupo de 10 becerras que parió estaba produciendo 95,6 libras de leche a los 100 días en leche.

Debido al éxito del programa de levante de becerras, la lechería de Cornell ha crecido hasta su capacidad y descarta el 42 por ciento de su hato lactante (vacas con dos o más lactancias) y las remplaza con becerras de primera lactancia más productivas. (La tasa de descarte de las becerras de primera lactancia es del 12 por ciento.) El promedio acumulativo de producción por lactancia es ahora de más de 27,000 libras. Aunque esta es una unidad de investigación no hay nada que se haga acá que no se pueda hacer en otra lechería, nos dice Walt.

Entonces que de la parte económica? El estudio de la Universidad de Minnesota mostró una ventaja económica de $34 por becerra desde el nacimiento al destete. Cerca al 70 por ciento de este valor provenía de una disminución en los costos de tratamientos, así como de una disminución en la mortalidad y una mejor ganancia de peso. Adicionalmente, las becerras en el experimento de Cornell que se alimentaron con el plan de nutrición mas alto, parieron dos meses antes, entonces los ahorros adicionales son aproximadamente de $120 ($2 al día x 60 días) Esto hace que el valor total de ahorros potenciales sea de $154 por becerra.

Ahora, compare el costo de alimentar medio galón extra de leche para poder duplicar el peso de la becerra durante los primeros 56 días de vida. Usando un precio de la leche de $12 por cien libras, el costo es aproximadamente de $27. Esto hace que el beneficio neto sea de $127 por becerra. O si usted alimenta lacto-remplazador a un costo de $40 la bolsa y usted dobla la cantidad que alimenta, entonces el costo adicional es de $40 por becerra, dejándole todavía $114 por becerra.

Pero el bono son la 1,700 libras más de producción en promedio citada en los cuatro estudios. Usando el mismo precio de la leche de $12 por cien libras, la ganancia extra sería de $204 por cada animal.   

El alimentar las becerras para que dupliquen su peso durante los primeros 56 días de vida pareciera ser un costo grande adicional. Pero cuando usted mira la situación de forma sistemática desde el principio, los resultados son becerras más saludables, que paren más temprano y producen mas leche.


Corte la mortalidad y la morbilidad

Investigaciones en la Universidad de Minnesota muestran que las becerras alimentadas con un galón diario de leche pasteurizada, tienen una menor mortalidad y morbilidad que las becerras alimentadas con una libra de lacto-remplazador 20:20 mezclado con un galón de agua.

 

Lacto-remplazador

Leche entera pasteurizada

Numero de becerras

215

223

Morbilidad (% de becerras)

 

 

Todos los meses

32.1

12.1

Meses de invierno

52.4

20.4

Meses de verano

12.7

4.4

 

 

 

Mortalidad (% de becerras)

 

 

Todos los meses

11.6

2.2

Mese de invierno

21.0

2.8

Meses de verano

2.7

1.7

Fuente: Sandra Godden, May 2005 Journal of the American Veterinary Medical Association.


Ajuste la alimentación para factores medio ambientales

Esta tabla muestra las libras de lacto-remplazador requeridas para mantenimiento en las becerras así como para ganar una libra de peso diario a varias temperaturas ambientales (de 2001 NRC).  La leche entera es aproximadamente 12.5 por ciento sólidos y contiene aproximadamente 13 por ciento más energía que el lacto-remplazador promedio, por lo tanto los siguientes valores se pueden ajustar para la alimentación de leche entera.

Temperatura, º F

1 libra de ganancia diaria

 

68

60

50

32

15

5

-5

-15

-20

Peso corporal, lb

60

1.1

1.1

1.2

1.4

1.5

1.6

1.7

1.8

1.8

80

1.2

1.2

1.4

1.6

1.7

1.9

2.0

2.1

2.2

100

1.4

1.4

1.6

1.8

2.0

2.2

2.3

2.4

2.5

120

1.6

1.6

1.8

2.1

2.2

2.5

2.6

2.7

2.8

140

1.7

1.7

2.0

2.3

2.5

2.7

2.9

3.0

3.0

Fuente: Mike Van Amburgh, Cornell University


La diferencia en producción de leche

Esta grafica muestra los resultados de los cuatro estudios donde las becerras se alimentaron con un 50 por ciento más de nutrientes al nacimiento que las tasas de alimentación estándares así como su incremento en producción de leche como adultas en la primera lactancia.

Estudio

Diferencia del tratamiento en libras

Bar-Peled et al, 1998

  998

Foldager and Krohn,1994

3,092

Foldager et. al, 1997

1,143

Ballard et al, 2005

1,543 (a 200 días en leche)

Fuente: Mike Van Amburgh, Cornell University


Seleccione su tasa de ganancia

Esta tabla muestra los requerimientos de energía y proteína para becerras desde el nacimiento al destete. Seleccione la tasa de ganancia que usted desea en la columna de la izquierda y lea al frente para saber como alimentar a las becerras.

Tasa de crecimiento/libras/día

Consumo de materia seca libras/día

Energía Metabolizable  Mcal/día

Proteína cruda,
gramos/día

Proteína Cruda,
% materia seca

0.45

1.2

2.4

94

18.0

0.90

1.4

2.9

150

23.4

1.32

1.7

3.5

207

26.6

1.76

2.0

4.1

253

27.5

2.20

2.4

4.8

307

28.7

Fuente: Van Amburgh and Drackley, 2005                                           

 

 



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


Biotal Forage Inoculants

"Biotal offers a range of forage inoculants proven to help win the battle to preserve feed quality and value. Call ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight