Desarrolle un plan para combatir Micoplasma

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to read this article in English

La cura no viene en una botella. Usted debe trabajar con su veterinario para controlar una epidemia y poder eliminarla de su hato.

Greg Goodell quien es un veterinario de Colorado, hubiera preferido haber terminado toda su carrera sin tener que enfrentarse a una epidemia de mastitis causada por Micoplasma. Sin embargo ese no fue el caso.

Goodell, es el dueño de “Advanced Dairy Analysis” en Greeley, Colo., y consulta a varias lecherías las cuales cuentan con una población acumulada de 20,000 vacas. La experiencia de Goodell con Micoplasma estaba limitada a algunos casos individuales hasta el verano del 2001 cuando uno de sus clientes que estaba agrandando su lechería tubo un episodio de mastitis por Micoplasma.

Goodell explica "la lechería estaba en proceso de duplicar su capacidad de 2500 vacas a 5000 vacas” "La leche del tanque de las vacas que se compraban se enviaba para cultivo de Micoplasma y también sé hacia cultivo individual de cada vaca para Staf aureus y Strep ag. antes que las vacas fueran traídas a la lechería. Pero en uno de los casos esto no fue suficiente en un grupo en particular de 100 vacas que se compraron".

Una semana después de llegar las vacas a la lechería, Goodell y el dueño de la lechería se enteraron del fatídico diagnostico de Micoplasma bovis y aplicaron la técnica de cultivo y descarte usada en aquellos hatos en los cuales la presencia de Micoplasma es muy baja.

Hoy en día, que a la expansión de las lecherías es tan común y el costo de las novillas de remplazo es tan alto, un diagnostico positivo de mastitis por Micoplasma no significa una sentencia a muerte como muchos creen. A pesar de ser incurable y muy contagiosa, si se aplican unas prácticas de manejo excelentes, es una enfermedad manejable con el tiempo. Esto es lo que usted tiene que saber para poder desarrollar un plan de batalla en su lechería.

Plan de acción
Paul Blackmer es un veterinario veterano en esta enfermedad y que a batallado con Micoplasma por más de 30 años en Chino, California. Blackmer recomienda seguir los siguientes pasos en caso de que se diagnostique Micoplasma en un cultivo de leche del tanque:

1. Identificar los animales infectados.
En algunos casos una vaca con mastitis clínica es identificada inmediatamente, se confirma positiva y se descarta. Sin embargo en casos que no sean tan obvios, puede ser necesario tomar muestras de grupos de vacas para poder encontrar a los traidores. Y en el caso de que se encuentre un crecimiento muy elevado de Micoplasma en el tanque de la leche, puede ser recomendable el cultivo individual de todas las vacas del hato, según dice Blackmer.

La técnica usada por Goodell en la epidemia encontrada estaba en línea con el protocolo de manejo de Micoplasma de Blackmer. Lo más importante era la identificación de los positivos. Lo que ayudo a la identificación de los animales infectados fue que se sabía la identificación de los animales del hospital y las vacas recién paridas que habían contribuido a la muestra positiva del tanque. Goodell dice: "Solo tuvimos que hacer cultivo de 50 o 60 vacas para encontrar las culpables y de esas al rededor de 20 fueron confirmadas positivas a Micoplasma". Además no todas las vacas confirmadas positivas eran vacas "importadas", lo cual confirma lo rápido que se puede diseminar el Micoplasma a las vacas sanas y levantadas en su propia lechería.

2. Si es posible, descarte las vacas infectadas.
"La mejor manera de eliminar el Micoplasma de su hato es la de descartar todas las vacas infectadas" dice Blackmer. Especialmente cuando solo una o dos vacas son las infectadas.

Sin embargo algunas veces eso no es posible debido a factores económicos.

Goodell dice "El procedimiento más rápido y más limpio hubiera sido el de descartar todas las vacas positivas, pero debido al costo de las novillas de remplazo y a las expectativas de crecimiento de la lechería no podríamos justificar el descartar a cada uno de esos animales. En cambio, la lechería descarto aquellas vacas que tenían cualquier otro problema adicional como otro cuarto infectado o estaban cojas o tenían una ubre descolgada. Las 10 o 12 vacas que quedaron se localizaron en un corral de aislamiento en el que se encontraban las vacas positivas a Staf. Aureus.

3. Mantenga un corral de aislamiento.
La otra opción es la de poner las vacas en un corral de aislamiento como lo hizo Goodell. Pero solo si el personal y las instalaciones pueden acomodar efectivamente un grupo de aislamiento efectivo para vacas con Micoplasma.

Goodell dice que las vacas en ese corral están bajo cuarentena permanente en la lechería de su cliente. Cada vaca tiene una banda para la pata de color naranja brillante y ese es el último grupo que se ordeña en cada turno. Para evitar la contaminación por medio de las copas de sellado de pezones, los ordeñadores aplican el desinfectante de pezones por sistema de aspersión en este grupo de vacas. Adicionalmente el sistema de ordeño se desinfecta completamente con una solución acida-alcalina después de que se ordeña este grupo.

El grupo de aislamiento le permite a la lechería salvar algo de la producción de las vacas infectadas mientras que esta continua creciendo. Goodell explica "Yo espero que esas vacas infectadas se van a eliminar a medida que se empeore la mastitis o tengan otros problemas de salud durante el transcurso del año entrante.

A pesar que Blackmer ha visto que este programa del corral de aislamiento funcione en algunas lecherías, él comenta que no es una labor fácil y que debe estar acompañada de sus propias reglas:

  • Haga doble identificación en las vacas positivas a Micoplasma con bandas de las patas, o con orejeras para que no haya duda de su estado.
  • Asegúrese que todos los empleados de la lechería entienden la naturaleza del estado de esas vacas y como se deben manejar, hasta el punto de tener candado en su corral para que no se mezclen accidentalmente con el resto del hato.
  • Ordeñe el corral de aislamiento con una secuencia designada con respecto al horario de ordeño de la lechería y haga una desinfección completa del equipo de ordeño incluyendo la parte interna y externa de las copas después de ordeñar este corral.
  • Nunca permita que entren al hospital vacas que pertenezcan al corral de aislamiento ya que pueden contaminar vacas del hato que están limpias. Blackmer dice "Si estas vacas del corral de aislamiento están enfermas y deben ir al hospital, es tiempo de venderlas".

4. No alimente a sus becerros con leche positiva a Micoplasma.
Aunque tenga disponibilidad de pasteurizar la leche, Blackmer recomienda que nunca se alimente a los becerros leche contaminada con Micoplasma. Blackmer nos alerta "El riesgo de un error en el procedimiento y la infección subsecuente para los terneros es muy grande.

Mark Wustenberg, quien es un técnico de servicio de consultoría de "Monsanto Dairy Business" dice que las enfermedades respiratorias y la artritis también pueden atacar a los animales contaminados con Micoplasma, especialmente a las becerras. Además, el alimentar leche de descarte de vacas infectadas a los becerros puede producir infecciones del oído interno, inflamación de las articulaciones y septicemia y puede volverse activa en la forma de mastitis clínica cuando las becerras den cría.

5. Manténgase alerta.
Los veterinarios están de acuerdo en que la mejor ofensa para el Micoplasma es una prevención continua y un buen monitoreo. Todas las reglas de prevención para los otros organismos de mastitis también son aplicables para Micoplasma. Wustenberg dice: usted puede hacer muestras de rutina del tanque de leche, el corral de vacas recién paridas o del hospital que pueden variar desde diarias hasta mensuales dependiendo del tamaño y la historia de la lechería.

Practique bioseguridad — especialmente si va a introducir animales nuevos al hato. Goodell recomienda el aislamiento de los animales nuevos hasta que se confirmen que estos son libres de Micoplasma por medio de muestras del corral o individuales. De ahora en adelante Goodell va a insistir más en el cultivo de Micoplasma en cada vaca nueva antes de su llegada a la lechería. Lo ideal sería trabajar en conjunto con otro veterinario de la lechería de procedencia.

Goodell dice: "Muchos productores rehusan a pagar $5 por cada muestra para cultivo individual de Micoplasma, pero usted puede hacer cultivo de 360 vacas nuevas por el mismo costo de una novilla de remplazo de $1,800. "Después de haber visto el daño que puede causar el Micoplasma, ahora veo esa inversión como un seguro muy barato.

Maureen Hanson es un agente libre de La Porte City, Iowa.

El Micoplasma es una amenaza nacional
La mastitis por Micoplasma ha sido considerada por mucho tiempo como una enfermedad estrictamente de California, ya que su incidencia estaba limitada casi exclusivamente en el ganado lechero del 'Golden State". Los productores y veterinarios del resto del país se olvidaron o a conciencia sabían que no tenían que enfrentarse a esa enfermedad que produce un doble efecto cuanto ataca, que es completamente incurable y que es muy contagiosa. Si no se trata este problema, el Micoplasma puede acaparar literalmente la lechería completa en tan solo algunas semanas.

Paul Blackmer, veterinario de California dice que los animales con el riesgo más alto de contraer y/o de diseminar Micoplasma dentro de un hato son: (1) Novillas nuevas de primer parto; (2) otros animales nuevos a la lechería; (3) las vacas recién paridas; y (4) las vacas enfermas que han estado mucho tiempo en el hospital. La transmisión más común de vaca a vaca ocurre durante el ordeño o por medio de técnicas de infusión anti higiénicas con cánula para tratamientos de mastitis
.

Greg Goodell, veterinario de Colorado cree que las ondas de expansión de lecherías durante los últimos 10 años han transformado la enfermedad de ser un problema de California a ser un problema de todos. Goodell dice "Hoy en día se mueve ganado de todos lados y durante los primeros cinco años de la onda de expansión el Micoplasma ni siquiera estaba en la pantalla del radar de la mayoría de los veterinarios o productores. "Esto facilito que el Micoplasma se diseminara muy rápido hasta el punto que hoy lo veamos por todo el país de forma regular".

Ejemplos de epidemias de Micoplasma
Ninguna lechería esta inmune a la posibilidad de contraer mastitis por Micoplasma y las circunstancias que permiten que esto pase pueden variar tremendamente.

A continuación Mark Wustenberg (veterinario de Oregon)muestra algunos ejemplos recientes de como entro el Micoplasma a las lecherías que él ha visto.

  • Un hato que cambio de sellado con copa a sellado por aspersión resultando en una cobertura del desinfectante en la punta del pezón.
  • Un hato en expansión que estaba teniendo dificultad para que los animales nuevos entraran al ordeño. Los ordeñadores cambiaron su concentración y en lugar de poner atención a la higiene de los pezones la pusieron en hacer entrar las vacas al ordeño. Las vacas ya habían sido afectadas por la mezclada y el estrés al entrar a la sala de ordeño.
  • Un hato que empezó a usar otro desinfectante de pezones el cual era muy difícil de observar, al mismo tiempo se trajo un grupo nuevo de novillas a la lechería.
  • Un hato que esta diluyendo la medicina con solución salina hipertónica y haciendo infusiones intramamarias a varios animales usando la misma botella.

Prev 1 2 Next All



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


5M Series

Five M Series Models: 5065M, 5075M, 5085M, 5100M, and 5115M (65-115 hp). If you spend a lot of time on ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight