Es tiempo de evaluar el tratamiento de la mastitis clínica

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to read this article in English.

Cuando usted se enferma, su doctor hace uno o dos tests para poder determinar cual agente es el responsable de su enfermedad. De acuerdo a estos resultados, su doctor planea una estrategia de tratamiento apropiado que puede incluir antibióticos, dependiendo del origen de la enfermedad.

La misma estrategia funciona muy bien para manejar la salud de la ubre de su hato.

Una investigación de campo de la Universidad de Michigan, la cual se presento recientemente en la reunión anual del “National Mastitis Council” demostró que si se establece un protocolo de tratamiento de mastitis con base al cultivo de la leche procedente de los cuartos afectados (no en la intuición), puede reducir significativamente el costo de tratamiento y los tiempos de retiro de leche.  En este estudio, el número de casos clínicos que requería antibióticos bajo en un 80 por ciento según reporta Phil Sears quien es Veterinario especializado en ganado de leche de la Universidad de Michigan.

Ese tipo de resultados puede sumar bastante dinero. Por ejemplo, digamos que el costo de tratamiento es de $5 por cada cuarto infectado (sin incluir la perdida de leche) y digamos que en su hato se promedian 500 cuartos infectados por año. Si usted también descubre (basado en cultivo bacteriano) que el 80 por ciento de los casos clínicos no necesita medicamento usted podría ahorrar $2000 solamente en costo de tratamiento solo por saber que patógeno esta infectando su hato ($5 X 500=$2500 X 0.80=$2000 menos del costo total de tratar todos los cuartos afectados).

Haga cultivo de todos los casos
Los investigadores de la Universidad de Michigan usaron los animales de una lechería de 3,200 vacas, para hacer cultivo bacteriano de todas las vacas que entraron al corral de mastitis. Las vacas se separaban a este corral basado en la observación del administrador de la lechería cuando un animal mostraba signos de mastitis clínica como leche anormal.

Se hizo cultivo solamente de los cuartos aparentemente infectados y aquellos que resultaron  positivos a estreptococos se investigaron para ver si eran Estreptococo agalactia.  También se busco la presencia de Estafilococo. aureos aunque no se encontró ningún caso.

En este estudio no se trataron las vacas que tenían mastitis hasta que no se recibieran los resultados del cultivo. Esto es muy diferente de tratar todos los casos clínicos tan pronto como son detectados.

Si en los cultivos aparecía  E. coli o Klebsiella, la vaca no era tratada, pero se le monitoreaba el cuarto. Todos los  otros cuartos que estaban infectados se trataron para evaluar la efectividad o inefectividad del tratamiento extensivo con antibióticos, sin importar el origen de la infección.

Con la estrategia se consiguen buenos resultados
Los investigadores compararon cuanto tiempo se demoraron las vacas tratadas y las no tratadas para que su leche volviera a la normalidad. También compararon en que parte de la lactancia ocurrió la mastitis y cuantos cuartos se perdieron debido a la infección.

Esto fue lo que encontraron.

  • La mayoría de los casos clínicos ocurrieron durante los primeros 100 días de lactancia.
  • Las infecciones por bacterias gram-negativas como las causadas por  E. coli picaron a los 25 días y a los 75 días de lactancia. El veintiocho por ciento de las infecciones causadas por bacterias gram positivas (varias especies de  Estaf y Estrep) se encontraron durante los primeros 25 días de lactancia.
  • Cuando el tratamiento se limitó solamente a aquellos cuartos que  mostraron tener bacteria gram positiva, el tratamiento con antibióticos intramamario  se evito en el  80 por ciento de las vacas.

Esto es porque el 55 por ciento de los casos clínicos de este estudio resultaron en “no crecimiento” (esto significa que en la muestra de leche no hubo ningún crecimiento de bacteria en el laboratorio, lo cual hace imposible saber que tratamiento usar. Y el 25 por ciento de los resultados que mostraron tener bacteria gram negativa no necesitaron tratamiento con antibióticos. Los administradores de la lechería no hubieran podido saber esto sin hacerle cultivo a las muestras de leche.

Por lo tanto si este hato no hubiera seguido un protocolo de cultivo, los mayordomos hubieran tratado innecesariamente  la mayoría de los casos de mastitis.

  • Cuando se detuvo el tratamiento 24 horas esperando los resultados del cultivo, la mayoría de los signos clínicos se resolvieron por sí solos.
  • La leche de las vacas en la categoría de “no crecimiento” que recibieron tratamiento con antibióticos no volvió a la normalidad más rápido que la de las vacas que no recibieron tratamiento.
  • Las vacas en la categoría de “no crecimiento”  que recibieron antibióticos no tuvieron menor cantidad de cuartos perdidos que las vacas que no recibieron tratamiento.

Aún más, esta categoría de “no crecimiento” se discontinuó antes de finalizarse el estudio debido a que la respuesta al no-tratamiento fue tan efectiva como la respuesta al tratamiento con antibióticos. Adicionalmente, las vacas volvieron al corral de ordeño más temprano, ya que no eran sujetas al retiro de la leche por el uso de antibióticos. Además el tratamiento no disminuyó la cantidad de tiempo en que se demoro la leche en volver a su normalidad ya que no-tenia ningún impacto en la infección.

Permaneciendo con el programa
La lechería que colaboró con el estudio decidió seguir el programa de cultivo después de haber terminado el estudio. Actualmente las vacas con mastitis clínica se les hace prueba de cultivo y están en observación para ver si desarrollan fiebre  como se demuestra en la tabla de decisión de la página 70. Las vacas no reciben tratamiento con antibióticos intramamarios a no ser que los resultados del cultivo indiquen una infección con Estreptococo o Estafilococo.  Las vacas vuelven al corral de ordeño cuando la leche vuelve a su apariencia normal.

En resumen, este cambio en el protocolo, incrementó el monitoreo de mastitis en este hato, redujo el número de días de producción perdidos y diminuyó el uso de antibióticos.



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


Ag-Bag MX1012 Commercial Silage Bagger

"The Ag-Bag MX1012 Commercial Silage Bagger is an ideal engine driven mid-size bagger, designed to serve the 150 to 750 ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight