Incremente su porcentaje de hembras

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Como dice el dicho, la percepción es más importante que la realidad.

Algunas veces pareciera que los episodios de partos de becerros machos duran años y nacen muy pocas hembras. Sin embargo los números dicen que no es así. Normalmente por cada 100 becerros nacidos en su lechería, 54 serán machos y 46 hembras. El porcentaje varía entre un año y el otro pero en realidad esto es lo que usted puede esperar.

Sin embargo hay evidencia que indica que cuando se cambia el tiempo de inseminación en las vacas que están en protocolos de sincronización usted puede obtener más hembras. Una investigación reciente en la Universidad estatal de Michigan sugiere que usted puede cambiar el porcentaje a 54 hembras y 46 machos si insemina las vacas cuando estas reciben la ultima inyección de GnRH en los programas de sincronización. 

“Los resultados de nuestra investigación reciente indican que usted puede ganar cerca de un 10 por ciento de hembras con este cambio de manejo” Nos dice Richard Pursley, quien es un agente de extensión de lechería de la Universidad de Michigan. 

Consulte a su veterinario o especialista en reproducción para decidir si este cambio puede ser parte de su estrategia de manejo.   

El factor X
A pesar que la causa fisiológica no se conoce con certeza, los investigadores tienen la teoría que una de las razones para la determinación del sexo de la cría es la sobré vivencia del espermatozoide. Entre más dure el semen dentro del tracto reproductivo antes de la ovulación mas oportunidad tiene el cromosoma X de fertilizar el ovulo y producir una hembra.

Paul Fricke, especialista en reproducción de la Universidad de Wisconsin nos dice: En este caso, el cromosoma-Y no sobre vive tanto como el cromosoma X y por lo tanto mueren mas cromosomas Y antes que el ovulo este listo para ser fecundado, lo cual le da más oportunidad a que el cromosoma X sea el que fertilice.

Entonces al inseminar las vacas pronto después de la última inyección de GnRH usted aumenta el tiempo para que predominen los cromosomas X. 

“Usted tiene que controlar el tiempo de la ovulación para poder cambiar el porcentaje de machos: hembras” nos dice Pursley. Esto significa que tiene que establecer un programa de sincronización y que lo tiene que seguir con dedicación. La única manera que usted puede manipular el tiempo de inseminación para poder manipular el sexo de las crías es si usted sabe cuando va a ocurrir la ovulación y así inseminar por lo menos 28 horas antes de la ovulación. 

Si usted falla en el seguimiento de su protocolo de sincronización entonces no inseminara sus vacas durante el tiempo adecuado lo cual va a tener un efecto negativo en la selección del sexo de la cría pero aun mas importante, va a tener un efecto negativo en la reproducción en general y en la ganancia económica

Se compromete el porcentaje de concepción
Pursley admite que así como en cualquier otro cambio de manejo, hay algo que se sacrifica. Este procedimiento no resulta en porcentajes de concepción tan altas como aquellas que se consiguen cuando se insemina 16 horas después de la ultima inyección de GnRH. En el estudio anterior los porcentajes de concepción fueron de alrededor de 29  para las que se inseminaron al momento de la inyección de GnRH. y de 39 para las que se inseminaron mas tarde.

Usted tiene que evaluar para ver si esta reducción en el porcentaje de concepción tiene una diferencia significativa en su lechería. Cada preñez tiene un valor intrínsico, sin importar que la cría sea macho o hembra.

Por otro lado usted puede acomodar este cambio en su estrategia de inseminación, sin alterar su horario o sin adicionar ningún costo. 

Más aun, usted puede reducir los requerimientos de labor ya que la inseminación ocurre dos días antes que en un programa normal de sincronización. Usted puede inseminar las vacas al mismo tiempo de la inyección de GnRH., por lo tanto no tiene que manejar las vacas una vez más.

Esta estrategia de inseminación también ofrece oportunidades para los productores con un gran número de vacas que se ordeñan 3 veces en lugar de 2 veces al día. Ya que debido a que los horarios son más ajustados puede ser difícil completar los protocolos tal como se debe. Fricke dice “el manejo de estos protocolos  esta limitado por el horario de ordeño” Y “también sacrifican un poco la fertilidad (porcentaje de concepción), pero en general van a tener más hembras nacidas”.

No es una cura para todo
Fricke dice que por ultimo usted debe tener en mente que los cambios en los porcentajes de macho: hembra son modestos. Y no afectara severamente el número de machos que tenga en su lechería así como tampoco incrementara exageradamente el número de hembras.

Este concepto necesita ser investigado con mayor profundidad. Ray Nebel, quien es un agente de extensión de Virginia Tech. Dice: “Yo no estoy seguro que podamos cambiar el porcentaje de sexo simplemente con un cambio de manejo”. Nebel esta haciendo una investigación con inseminación a tiempo fijo y no ha encontrado cambios en los porcentajes de hembras o machos.

También se necesita más investigación para saber el impacto de los toros sobre el sexo de las crías. También se ha documentado que el radio de cromosomas X y cromosomas Y en el semen no es siempre el mismo y que puede variar de un eyaculado al otro en el mismo toro.

A pesar que no es una cura para todos, el trabajo realizado por Pursley en la Universidad Estatal de Michigan parece promisorio (este estudio será enviado al  Journal of Dairy Science este año.) Puede ser una oportunidad para ganar más hembras cada año. Y en algunas ocasiones cuando el precio de las hembras es muy alto, este sistema de manejo puede ser considerado.

Procedimiento para obtener mas becerras 

Esta estrategia la cual mejora el porcentaje de hembras, exige que usted cambie su tiempo de inseminación de 24 horas después de la inyección final de GnRH a inseminar inmediatamente después de la inyección. Ya que la ovulación ocurre 28 horas después, el semen se mantiene en el tracto reproductivo mas tiempo que si usted inseminara de acuerdo al protocolo original.

En esta investigación, Richard Pursley, de la Universidad Estatal de Michigan examino la inseminación  ocho horas antes de la última inyección de GnRH (36 horas antes de la ovulación) y también la inseminación 16 horas después de la inyección de GnRH (12 horas antes de la inseminación). Sin embargo Pursley sugiere inseminar al mismo tiempo de la inyección ya que los resultados son satisfactorios y se adapta mejor los requerimientos de labor.



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


Farmall® 100A Series

From field to feedlot, you need a tractor that can multi-task as well as you do. Case IH Farmall™ 100A ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight