Nueva herramienta de decisión para la enfermedad de Johnes

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to see the article in English

El enterarse que casi la mitad del hato salió positivo al test de Johnes podría ser devastador para cualquier productor de leche. Pero Harvey y Jackie Menn están alegres porque lo descubrieron a tiempo.

Estos criadores de Jersey registrado de Norwak, Wisconsin, sabían que algo andaba mal en su hato de 70 vacas. "Nosotros construimos un establo libre en 1999 y en ese momento estaban pariendo muchas novillas y estabamos tratando de agrandar el hato, pero también estabamos descartando muchas vacas, " nos dice Harvey. "Al mirar nuestro hato desde el punto de vista de registros, deberíamos haber estado mejor"

Cuando el proyecto de un estudiante de biología de la universidad de Viterbo en LaCrosse, Wis., reveló la alta prevalencia de la enfermedad de Johnes (confirmado por examen fecal en el verano del 2001), los Menns descubrieron porque su hato no se estaba desempeñando de la manera esperada. Esta familia tomo una acción rápida, llamaron y pidieron ayuda a Mike Collins de la Universidad de Wisconsin, quien es un investigador especializado en Johnes.

Collins acababa de finalizar unos planes para evaluar los méritos de un programa de decisión de la enfermedad de Johnes que él había desarrollado. En Enero del 2002, el hato de los Menns y otros nueve hatos en Wisconsin ingresaron al programa. Esto es lo que se ha aprendido hasta ahora de ese programa.

Probando un sistema nuevo

El protocolo de decisión de Collins es más estratégico. Los resultados numéricos de un examen de sangre rápido y barato proveen la información necesaria para tomar decisiones de descarte con mayor confianza.

Collins dice: "A través del tiempo hemos aprendido mucho sobre las capacidades y las limitaciones de las técnicas de diagnóstico que se tienen disponibles hoy en día". "Este sistema utiliza ese conocimiento para ayudarle al productor de una manera más efectiva y más económica a eliminar la enfermedad de Johnes"

El protocolo utiliza los resultados del test de sangre de ELISA elaborado por Laboratorios IDEXX. Aunque el test de ELISA casi nunca identifica como positivo a un animal que no sea de verdad positivo, si deja de detectar cerca de la mitad de los animales que si son positivos. A través de investigaciones previas, Collins determino que la posibilidad del test de detectar la enfermedad de Johnes se incrementa a medida que el número del resultado del test incrementa, esto se llama el valor S/P.

Por ejemplo, una vaca con un valor S/P de 0.25 (lo cual es el valor limite recomendado por el fabricante del test para ser llamada positiva), la posibilidad que esta vaca si tenga Johnes es de 1:16. Si el valor S/P se incrementa a 0.50, la posibilidad de infección se incrementa a 1:43. Estos números se llaman los "valores de posibilidad"

Collins uso los valores de posibilidad para desarrollar un formato de decisiones. Solo las vacas con resultados de ELISA positivo o fuertemente positivo de descartan del hato. Estas son las vacas afectadas con mayor severidad. También son las que tienen mayor posibilidad de desarrollar la enfermedad clínica y de eliminar grandes cantidades del organismo en la leche y la materia fecal. Esto hace que sea esencial el removerlas del hato lo más pronto posible, para evitar la transmisión de la enfermedad.

Las vacas con resultados "positivo leve," o "sospechosas", ( ELISA bajo), tienen un manejo distinto. A pesar que estas vacas se quedan en el hato, ellas deben manejarse con cuidado, si los valores S/P aumentan durante la siguiente lactancia, se deberán obligatoriamente descartar. (Para información sobre los detalles de cómo tomar decisiones de manejo basado en los valores de S/P, favor refiérase a: "Como usar la estrategia nueva de decisiones de la enfermedad de Johnes en la página 44

Los resultados son prometedores                                        

 

Cortesía de Mike Collins, University of Wisconsin

 La gráfica a la izquierda muestra los resultados iniciales del test de Johnes en la lechería de Mark Breunig en Sheboygan Falls, Wis. A pesar que 121 vacas de las 400 salieron positivas, los valores S/P revelaron que solo 29 eran "fuertemente positivas" y deberían descartarse al final de la presente lactancia.

El programa de decisión ha creado orden en medio de una situación caótica, para el productor lechero, Mark Breunig de Sheboygan Falls, Wis., su hato es uno de los 10 que se incluyeron en la prueba de Breunig, el piensa que la enfermedad de Johne’s entro a su hato comercial de Holsteins cuando este creció de 50 a 400 vacas en 1995.

A pesar que todas las vacas de su hato se han chequeado para la enfermedad de Johnes durante cada uno de los últimos tres años, este productor dice, el sistema de la rata de posibilidades me ha ayudado a poder entender los resultados de los exámenes y me ha ayudado a tomar mejores decisiones.

Breunig dice: "Antes, cuando solo se sabía si el resultado era positivo o negativo, era muy difícil saber que hacer" "probablemente descartamos más vacas de las que necesitábamos, antes de tener este sistema porque no teníamos una manera de hacer prioridades basados en los resultados positivos"

La gráfica en la página 42, muestra los resultados del test y las decisiones de manejo en el hato de 400 vacas de Breunig, Cuando se incluyo inicialmente en la prueba. Al principio del estudio, se hizo examen a todas las vacas, sin importar el estado de lactancia. Cerca de una tercera parte del hato (121 vacas) mostraron un valor de ELISA S/P de 0.25 o mayor pero solamente 29 mostraron resultados "fuertemente positivo" y estas fueron descartadas al final de sus lactancias.

Hoy en día, Breunig usa sus registros en su programa de computadora para generar listas, regularmente, de las vacas por encima de los 200 días en leche y les toma muestra de sangre para la prueba de ELISA en grupos de 50 vacas al mismo tiempo. Breunig reporta: "Cada vez que hacemos este muestreo tenemos un menor numero de "positivos fuertes" y no hemos tenido una sola vaca con signos clínicos de la enfermedad de Johnes durante hace más de un año".

Al otro lado del estado, los Menns están teniendo experiencias con triunfos similares. Hoy en día, están ordeñando solamente dos vacas positivas y seis sospechosas. " Las dos vacas positivas están en buena condición corporal, de buena apariencia y dando buena cantidad de leche. Nos alegra poder ordeñarlas durante algunos meses más" nos dice Jackie, pero en caso que cualquier cosa cambie en esas dos vacas, nosotros sabemos porque y entonces las descartamos.

Esta es una de las ventajas de este programa, Los productores saben que vacas tienen que descartar inmediatamente y pueden con confianza dejar otras vacas con resultados positivos y ordeñarlas durante más tiempo.

Breunig dice que una ayuda muy grande para mantener a todos informados es el identificar a cada vaca de acuerdo a su estado de Johnes. Breunig utiliza tiras plásticas de uso eléctrico de diferentes colores agarradas de las orejeras. De esta manera los empleados saben que las vacas sospechosas deben parir en un corral separado y deben descartar el calostro de estas vacas y si ven una de las vacas "fuerte positivo" en calor, no la inseminan..

El manejo básico se sigue necesitando

Collins reporta que el uso del criterio de ELISA no reemplaza los otros pasos básicos de manejo que se requieren para parar la transmisión de la enfermedad de Johnes, los cuales incluyen:

  • Remover prontamente el becerro de la vaca.
  • Alimentar 4 cuartos de calostro de alta calidad (o reemplazador de calostro de alta calidad) durante las primeras seis horas de vida.
  • Alimentar leche pasteurizada o lacto reemplazador antes del destete.
  • Buena higiene en el manejo de las terneras lo cual incluye agua y comida libre de contaminación fecal.

Esto es solamente otra herramienta para que los productores la utilicen contra la enfermedad de Johnes. Collins dice: El test perfecto para esta enfermedad todavía no existe o es demasiado costoso y se demora mucho y no es práctico". "Pero esta estrategia, cuantitativa, puede ayudar a que los productores tomen las mejores decisiones posibles durante el tiempo que siguen trabajando para eliminar la enfermedad.

Para Breunig, la combinación de los esfuerzos escrupulosos de manejo y las decisiones de descarte basadas en una mejor información le van a ayudar a manejar su lechería de una manera económica a la vez que sigue trabajando para lograr su meta de estar certificado como hato libre de Johnes. Breunig espera con ansiedad el día que pueda ser más estricto en el descarte por diferentes razones, como: conteo de células somáticas altas o cojeras y que no tenga que descartar vacas por la enfermedad de Johnes nunca más.

Breunig adiciona: "Ahora yo compro vacas solamente de hatos certificados como libres de la enfermedad de Johnes y voy a estar muy feliz cuando yo pueda adicionarle ese valor a mis propias vacas.

Como productores de ganado registrado, los Menns saben que la erradicación de Johnes es esencial para el éxito en el futuro.

"No nos da pena admitir que tenemos esta enfermedad en nuestro hato y que estamos trabajando para eliminarla" dice Harvey. No vale la pena el esconderse de esta enfermedad y esto no significa que su manejo sea malo si usted la tiene en su hato lo que importa es lo que usted haga al respecto.

Cuando los Menns’ supieron que tenían la enfermedad de Johnes en el hato, ellos sabían que estaban en un cuello de botella crítico. " O nos vamos a quebrar y se acaba el negocio o de alguna manera saldremos de este problema" dice Jackie. "Escogimos salir del problema. Sin este tipo de programa yo no sé si hubiéramos podido salir del problema."

Maureen Hanson es un escritor libre de La Porte City, Iowa.



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


5M Series

Five M Series Models: 5065M, 5075M, 5085M, 5100M, and 5115M (65-115 hp). If you spend a lot of time on ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight