Obtenga un conteo de células somáticas de 250,000 o menor

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to read this article in English.

Toda lechería debería poder alcanzar un promedio de conteo de células somáticas (CCS) de 250,000 o menor en su tanque de leche. Las diferencias que existen entre las lecherías que tienen un conteo de células bajo (< de 250,000) y aquellas que tienen conteo de células alto (>400,000) no son muy grandes.

Básicamente, los hatos con CCS bajo, han instituido unos programas y unos procedimientos que limitan el numero de bacteria en la piel del pezón antes de colocar la máquina de ordeño. Esto es muy importante ya que el nivel de mastitis en un hato esta directamente relacionado con el índice de nuevas infecciones y el índice de eliminación de infecciones existentes. Estos hatos implementan un programa de tratamiento al secado y tratan los casos clínicos de mastitis, sin embargo el foco principal es el de ordeñar pezones bien estimulados, limpios y secos durante cada ordeño.

Como hacen para cumplir la meta
No se trata de solamente hacer una sola cosa  bien echa. Para poder ordeñar ubres bien estimuladas, limpias y secas durante cada ordeño, la lechería tiene que seguir los siguientes siete pasos.

1. Traiga vacas limpias y calmadas a la sala de ordeño. Los empleados deben ser entrenados a manejar las vacas de una manera que estas permanezcan calmadas durante el viaje del corral a la sala de ordeño. Esto significa no gritar y caminar detrás de las vacas a una distancia apropiada para que estas no se sientan apuradas. Las vacas limpias tendrán menos bacteria en la punta de los pezones y por lo tanto tendrán también menos bacteria al hacer la preparación de la ubre. Además, las vacas calmadas obtienen una mejor estimulación por parte de la oxitocina lo cual produce una mejor bajada de la leche y una ordeñada más rápida y completa. 

2. Corte el pelo de las ubres regularmente.

3. Mantenga limpio el medio ambiente de la vaca. Las camas de los establos, los pasillos y corredores deben tener un mantenimiento riguroso para evitar la contaminación de los pezones y la ubre.

4. Aplique algún tipo de germicida a los pezones y después séquelos apropiadamente. Los pezones se deben secar primero con un movimiento circular y después se debe doblar la toalla y se debe pellizcar agresivamente la punta del pezón.

5. Sea consistente en los protocolos de preparación de ubre. La meta es que el germicida este en contacto con el pezón durante por lo menos 20 a 25 segundos y que haya contacto entre las manos y el pezón durante 10 a 12 segundos, para lograr una estimulación adecuada de la bajada de la leche por medio de la oxitocina. Las unidades de ordeño se deben colgar a los 90 segundos después que se han tocado los pezones durante la preparación de la ubre.    

6. Haga el mantenimiento adecuado del equipo de ordeño. Los componentes más críticos del equipo de ordeño son la condición de las pezoneras y las mangueras de caucho. El mantenimiento del sistema de pulsación es muy importante también para disminuir irritación de los pezones durante el ordeño. Al invertir en un programa de mantenimiento del equipo de ordeño y al seguir las recomendaciones de cambio de pezoneras y mangueras cortas, se disminuye la contribución del equipo de ordeño en el problema de mastitis.

7. Ajuste la máquina de ordeño para que se retire a tiempo después de completarse el ordeño.   

Las lecherías que mantienen un conteo de células somáticas bajo, tienen un procedimiento de preparación de ubre consistente así como un sistema consistente de traer vacas limpias y calmadas al ordeño. Estas lecherías también tienen un programa de mantenimiento de los equipos de ordeño, para asegurarse que este funcione apropiadamente. Cuando todos estos factores se ponen en conjunto, se puede mantener los indices de nuevas infecciones a un nivel aceptable.

La calidad de la leche no es un accidente. Es el resultado de buenas intenciones, un esfuerzo sincero, una dirección inteligente y una buena ejecución. La leche de muy buena calidad es una manifestación de una serie de buenas decisiones.

Hable con su veterinario o el especialista en calidad de leche de su  cooperativa o representante del equipo de ordeño acerca de cómo lograr conteos de células somáticas de 250,000 o menos. Es una meta que se puede lograr en todas las lecherías. 

David Reid es un  veterinario de Hazel Green, Wis. quien se especializa en calidad de leche y es el director de milk harvest, science and technology para Bou-Matic.



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


T5 Electro Command™

New Holland has further extended the T5 Series appeal to livestock producers with the addition of the Electro Command™ semi-powershift transmission. Two ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

)
Feedback Form
Leads to Insight