Tratamiento para el desplazamiento de abomaso del lado derecho.

 Resize text         Printer-friendly version of this article Printer-friendly version of this article

Click here to read this article in English.

Solo en ocasiones raras el desplazamiento de abomaso del lado derecho (RDA) es un problema en las lecherías, pero puede ser de alguna importancia económica debido a las perdidas de producción y a la muerte del animal. La incidencia de RDA varia pero por lo general es el 10 por ciento del total de desplazamientos de abomaso de una lechería. Un RDA es una situación de emergencia y los productores deben reconocer los síntomas clínicos y buscar ayuda inmediatamente. Los RDA son más comunes en las vacas durante el periodo post-parto (generalmente durante los primeros 80 días), pero se han diagnosticado también en cualquier estado de la vida de la vaca. El caso más raro que yo me he encontrado de un RDA fue en una novilla de seis meses de edad la cuál se presento con síntomas de timpanización crónica. La timpanización fue corregida, pero sin embargo recurrió a las 12 horas. Afortunadamente el RDA fue corregido satisfactoriamente y la novilla termino siendo una gran productora.

La mayoría de los casos que yo he encontrado se han relacionado con algún cambio drástico de la alimentación, sobrecarga gástrica y dietas con poca fibra y mucho grano. En dietas con alto contenido de concentrados en las que se hacen cambios drásticos hay un incremento en la producción de ácidos grasos volátiles (VFA) en el rúmen. Estos ácidos grasos volátiles se mueven hacia el abomaso en donde actúan directamente en la musculatura lisa y diminuyen la movilidad de la misma. Al disminuirse la movilidad, se incrementa la formación de gas. El bicarbonato del rumen se mezcla con el ácido clorhídrico y se forma dióxido de carbono. Otros gases como el metano y nitrógeno también se encuentran presentes.

Hay dos formas comunes de desplazamiento de abomaso al lado derecho. La primera es una dilatación donde el abomaso flota hacia arriba, causando una rotación de 90 a 180 grados. Este caso no es tan severo. La segunda forma es la más severa y peligrosa, es una torsión abomasal o un volvulo. Esta forma incluye una torsión del órgano que incluye el omaso (la tercera parte de los pre-estomagos). Esta torsión tiene el potencial de causar daño al nervio vago y los vasos sanguíneos que irrigan el abomaso.

Los signos clínicos de un RDA son generalmente más severos que aquellos del desplazamiento a la izquierda (LDA) La baja en la producción es por lo general más severa en el RDA, en 36 a 48 horas la vaca puede virtualmente perder toda la leche. Usualmente la vaca muestra más evidencia de dolor abdominal y tiene la frecuencia cardiaca elevada, algunas veces por encima de 90 contracciones por minuto. Una vaca con torsión o volvulo abomasal va a presentar signos más severos y drásticos que una simple dilatación. La materia fecal va a ser normal al principio, pero usualmente la cantidad disminuye y hay muy poca. A medida que el problema progresa, la materia fecal se vuelve oscura y aguada.

El diagnostico se hace con el estetoscopio por medio de auscultación del “ping” en el lado derecho en la parte de atrás de las costillas o la parte alta del flanco. Se requiere de experiencia para diferenciar el “ping” de un RDA y el de gas en el intestino delgado. En el RDA se oye un sonido como de agua dentro de un globo. La evidencia del “ping” y los otros síntomas descritos dan un diagnostico positivo de RDA.

El tratamiento debe ser dramático e inmediato. El tiempo es muy importante cundo se trata de un RDA, ya que hay posibilidad de una disminución de la circulación al órgano en casos de torsión. Escasos minutos puede ser la diferencia entre una recuperación exitosa y tener que vender la vaca. La única manera de corregir el RDA es por vía quirúrgica. La proporción de animales en los cuales se diagnostica temprano el RDA que se corrigen satisfactoriamente es del 35 al 80 por ciento. La cantidad de fluido presente en el abomaso, el grado de distensión del mismo y la apariencia del tejido del abomaso se pueden usar como guías para el pronostico.

Durante el postoperatorio estas vacas requieren de fluidos intravenosos y otros medicamentos para corregir la condición de acidosis o alcalosis. Si yo pienso que existe una buena probabilidad de recuperación también pongo la vaca en antibióticos y anti -inflamatorios como flunixin y fluidos orales con solución de calcio, electrolitos y polvo magox, ya que estas drogas tienen tiempo de retiro para matadero. Si el pronostico es reservado, yo solamente receto fluidos intravenosos y drogas sin tiempo de retiro para matadero. La clave para los productores es de encontrar estas vacas temprano y llamar al veterinario inmediatamente. Si la incidencia de LDA/RDA en su lechería esta incrementando, haga que su veterinario le ayude a buscar la causa y a prevenir el problema. Se ahorrara muchos dólares y vacas.

Jim Brett es un veterinario que practica en Montezuma, Ga.  



Comments (0) Leave a comment 

Name
e-Mail (required)
Location

Comment:

characters left


Biotal Forage Inoculants

"Biotal offers a range of forage inoculants proven to help win the battle to preserve feed quality and value. Call ... Read More

View all Products in this segment

View All Buyers Guides

Feedback Form
Leads to Insight