Debido a las exigencias de la industria, la vaca lechera moderna se está adaptando a su nuevo ambiente de vida.  El sistema actual de manejo de la industria lechera ha obligado a las vacas a cambiar sus hábitos y costumbres  naturales, pues debido al confinamiento, ahora ellas tienen que competir más por su comida y por su espacio.  También necesitan adaptarse a una convivencia social más estricta, sobre todo las becerras, que son afectadas  bastante por el dominio que las vacas adultas ejercen en la manada.

Existen otros factores que afectan al animal.  Por ejemplo, el piso de concreto húmedo, que limita el fácil desplazamiento de las vacas (miedo a resbalarse), y que puede causar cojeras, dolor y enfermedades en las patas, también dificulta la manifestación y detección del calor (estro).

Veamos también algunas de las funciones que la vaca tiene que realizar al parir y en su periodo después del parto (fresca):

  • Debe parir un becerro que pesa de 85 a 100 lb.
  • Debe lograr involucionar su útero, por lo menos en un 50% durante las primeras horas después del parto.
  • Debe acostumbrarse a una nueva ración alimenticia.
  • Debe acostumbrarse a un nuevo grupo de vacas.
  • Debe movilizar 23 gramos de Calcio de su sangre por cada 2.5 galones de leche que produzca.
  • Debe generar la suficiente energía para mantenerse ella misma y para producir por lo menos 50 lb. de leche,  para mantener a todo el equipo de la lechería.

Según el clima, la etapa del ciclo de vida (seca, parto, lactando), las instalaciones, la nutrición y el manejo, el animal responderá siendo menos o mas productivo .

Cuando hay cambios en EL CLIMA, debemos tener en cuenta que el calor y frió excesivos afectan al animal de una manera negativa; por lo tanto, proteger a los animales de condiciones climáticas extremas, producirá resultados positivos.   Si la humedad es suficientemente alta, las vacas lecheras pueden sufrir de estrés calórico con temperaturas tan bajas como los 75 grados F. 

Dependiendo del CICLO DE VIDA (seca, al parto, fresca), la vaca requiere cuidados especiales.  El personal a cargo de cada una de las áreas, debe estar adecuadamente entrenado para atender las necesidades de los animales de una manera consistente y efectiva.

LAS INSTALACIONES mal construidas o en mal estado, afectan negativamente a la vaca y por lo tanto los rendimientos económicos de la empresa.  Es importante mantener una supervisión constante sobre el estado de las instalaciones. La sobrecarga de los corrales y demasiado movimiento de las vacas en maternidad y frescas, puede causar estrés en ellas y afectar su producción, su reproducción y su salud.

LA NUTRICION: es el factor más importante y el más costoso en el negocio. Una ración mezclada con fibra muy larga o muy corta, o una cantidad inadecuada de los ingredientes en la mezcla, pueden causar problemas metabólicos en las vacas. Para obtener resultados positivos es necesario ofrecer a los animales una ración consistente, bien balanceada y bien mezclada, preparada por un alimentador responsable y bien entrenado.

EL MANEJO adecuado, responsable, organizado y consistente de la vaca en su nuevo ambiente, conducirá a tener vacas mas sanas y productivas y por lo tanto una operación mas rentable.

Para lograr todo lo que se ha mencionado previamente se requiere un trabajo EN EQUIPO. Los trabajadores deben ser constantemente buenos en el trabajo que hacen, para lograr de esta manera, tener vacas sanas y productivas.

La vaca es otra de las maravillas de la creación de DIOS.  Ella requiere toda nuestra atención. Cuidémosla.

Carlos M. Simmonds es un consultor en lecherías, sirviendo a la industria lechera desde Idaho. El puede ser contactado en el e-mail camasife@msn.com.