Dice el proverbio que “es mejor la seguridad que la policía”.

Esto es totalmente aplicable al trabajo en las lecherías. La seguridad y bienestar de cada empleado están en riesgo, y además existen en los Estados Unidos, estrictas regulaciones de seguridad que se deben cumplir en todas las empresas.

Mi recomendación es muy sencilla: Antes de iniciar cualquier trabajo con los animales, deténgase unos escasos segundos y analice el estado del área en donde va a trabajar, los posibles riesgos que se pueden correr y cualquier peligro que pueda descubrir alrededor.

Cuando se trabaja en el hospital o con las vacas frescas, piense como va a darles algún medicamento. Si usted va a dar la medicina por la boca o a inyectar en la vena o en la base de la oreja y únicamente se tiene como herramienta para asegurar e inmovilizar al animal una nariguera, nace la siguiente pregunta: ¿Se está trabajando de una manera segura al realizar esta labor de esa manera? La respuesta es NO. Por que la nariguera, como es sabido, se puede zafar fácilmente de los ollares de la nariz de la vaca y nos puede golpear leve o muy gravemente y puede llegar hasta causar la muerte. Detengámonos por un instante a analizar lo que un cabezazo de una vaca nos puede ocasionar si nos golpea en la cara o en la cabeza.

Antes de iniciar cualquier tratamiento, hay que asegurarse de que la vaca este perfectamente inmovilizada. Siempre use un cabezal o gamarra para inmovilizar la cabeza del animal. Esta bien usar la nariguera además de usar el cabezal. 

Luego también, cuando las vaquillas de primer parto y vacas frescas que acaban de parir entran a la sala de ordeño, puede que estén nerviosas porque están entrando a un lugar nuevo a un lugar al que no han estado acostumbradas por un tiempo. El animal podría patear cuando se le pega la maquina de ordeño. Tenga mucho cuidado en estos casos y mantenga la calma.  Si maltratamos al animal de alguna manera, va a ser mucho más difícil dominarlo y lo que es peor en el futuro va a tener miedo de regresar a la sala de ordeño. Un animal alterado, nervioso, no se va a ordeñar bien porque no baja bien la leche lo que traerá como consecuencia una baja en producción.

También en estos casos es muy importante el trabajo en equipo, cuando sea necesario, los compañeros deben colaborar de la mejor manera para lograr trabajar bien con animales nerviosos.

Recuerde que la vaca lechera necesita que la tratemos bien. El gritarles no da buenos resultados.  Si la vaca esta nerviosa o alterada, ella no va a cooperar en lo que estamos tratando de hacer con ella.

Cuando hay una o mas vacas nerviosas en el grupo, y que se quieren apartar de las otras vacas y empezar a correr o a dar problema, el error mas grande es tratar de correr detrás de ellas o gritarlas.  Lo que debemos hacer es más bien mover un grupo de vacas en su dirección y juntarlas a todas juntas en manada, así de inmediato se van a tranquilizar las vacas nerviosas y será mucho más fácil y más seguro para nosotros movilizarlas.

También analice el estado de las áreas por donde nos vamos a desplazar nosotros y también por donde van a transitar las vacas. Superficies mojadas, resbalosas o desniveladas, son bastante peligrosas tanto para el empleado como para los animales.

El trabajo con los toros puede presentar otro peligro potencialmente. Los toros son animales muy “traicioneros” y agresivos. Cuando se entre a un corral en donde hay toros, nunca los pierda de vista.  Este siempre muy atento a sus movimientos y a sus reacciones, pues en cualquier momento lo pueden atacar y pueden causarle un daño grave o hasta la muerte, como ya ha ocurrido en varias lecherías de los Estados Unidos.

Es importante que todos los empleados reciban capacitación y entrenamiento sobre la seguridad.  Los nuevos empleados que no tienen experiencia en trabajar con animales deben de recibir instrucción y capacitación previa al inicio de sus labores.

No permita encontrase en una situación para la cual usted no esta capacitado, o se siente incomodo o potencialmente esta corriendo el riesgo de golpearse o de morir. 

Carlos M. Simmonds es un consultor en lecherías sirviendo a la industria lechera desde Idaho.  El puede ser contactado al camasife@msn.com.


Rotulos bilingües de Seguridad

Pongale enfasis a la seguridad en su lecheria con rotulos de Dairy Herd Management.

Estos rotulos plasticos de colores brillantes — son de aproximadamente 15 pulgadas por 15 pulgadas de tamaño — y le advierten a los trabajadores acerca de posibles peligros de seguridad, le dan instrucciones basicas sobre protocols de bioseguridad o explican los lugares en la lecheria donde existen situaciones inseguras. Los rotulos proveen información en Ingles y en Español.   

Para mas informacion, vaya al sitio web www.manejolechero.com y busque la seccion “Rotulos bilingües para lecherias” (“Bilingual dairy signs”).