This article is also available in English.

He escrito varios artículos en los que explico diferencias en estilos de comunicación entre dueños y trabajadores de lecherías.  La mayoría de estos artículos explican estas diferencias a dueños de lecherías y proveen consejos para cruzar brechas de comunicación potenciales. Esta vez me gustaría ofrecer sugerencias a los trabajadores para comunicarse más eficientemente con sus supervisores.

1. Recuerde que todos trabajamos hacia las mismas metas

Independientemente de cultura, experiencia o idioma, todos los que trabajamos en la industria lechera tenemos tres metas esenciales: mantener a las vacas saludables y productivas, producir leche de alta calidad, y mejorar nuestras oportunidades y las de la próxima generación mediante empleo e ingresos estables.

Yo creo que es extremadamente importante que todos en la  lechería entiendan este punto.  Todos trabajamos en equipo y si la salud y producción de las vacas mejora, todos nos beneficiamos.  Una vez lo vemos así, podremos interactuar de una forma mas positiva y estaremos mas receptivos a las ideas de los demás. 

2. Provea información

Yo creo que esta es un área que requiere esfuerzo tanto de parte de supervisores como de empleados. Nosotros asumimos que si otros tienen preguntas nos cuestionaran.  Asumimos que no hay preguntas no hay interés en conocer o entender nuestro punto de vista.  Asumir es un error que puede tener serias consecuencias.

Muchas veces los supervisores no están al tanto de los retos asociados con las tareas que los empleados realizan.  Por ejemplo, su supervisor quizás no sepa que una de las unidades de ordeño se cae frecuentemente, o que el suelo escabroso en el área del hospital hace que los empleados tropiecen y  se caigan.  Si usted no le describe el problema al supervisor, como él va a saber?  Aunque muchas veces los supervisores están en el área y ayudan con varias de las tareas, es posible que no tengan suficiente tiempo para inspeccionarlo todo o para entrevistar a todos los empleados.  Es importante que usted le informe lo antes posible sobre problemas que afecten la eficiencia o la seguridad de los trabajadores para que ellos puedan resolver los problemas a tiempo y evitar problemas de salud y productividad tanto en el ganado como los empleados.  Su supervisor lo apreciará.

3. Pida ayuda

Es normal sentirse un poco incomodo al pedir ayuda en algunos casos.  Pero lo que debemos recordar es que es mejor pedir ayuda o pedir una explicación más detallada que no estar seguro de cómo debemos medicar a una vaca o hacer un examen físico.  No pedir ayuda puede ser un error muy costoso.  Los supervisores prefieren tener que explicar algo varias veces y no tener que intervenir con las consecuencias de un empleado inyectando a la vaca con el medicamento equivocado o enviándola al matadero con residuos de antibióticos en la carne. 

4. Sea directo

Esto puede ser un reto para muchos de nosotros ya que sentimos que ser directo con otros puede ofender y causar estrés en el trabajo.  Muchos de nosotros tendemos a ofrecer pistas aquí y allá y hablar de un problema de forma indirecta. Contamos cuentos en lugar de ir directo al punto de interés. Y eso esta bien, siempre y cuando nuestra audiencia pueda entender el mensaje escondido entre líneas. Lo que debemos entender es que no todos nos comunicamos de esa forma y que muchas personas prefieren un intercambio directo de información. Si tiene un problema en el área de maternidad, asegúrese de ofrecer el mensaje a su supervisor de la forma mas directa posible.  En lugar de contar todas sus experiencias en las ultimas dos semanas comience diciendo que tiene un problema y que quisiera consultar con ella, y luego describa cual es el problema.  Asegúrese de que el mensaje no se pierda en el cuento.

Estos son sólo algunos ejemplos de cómo podemos mejorar la comunicación en el trabajo. Nuestra cultura determina como nos comunicamos, pero al entender como otros y nosotros mismos podemos ofrecer y recibir un mensaje, podemos comenzar a disminuir nuestras diferencias y trabajar juntos de forma mas eficiente.  Mejor comunicación no solo mejore nuestro ambiente laboral, sino que también beneficia la salud de la industria lechera y nuestras comunidades.

Noa Román-Muñiz, extension dairy Specialist con Colorado State University